Una grabación comprueba la implicación de una pareja en la desaparición de una niña de 3 años

La familia de Kamille McKinney, de apenas 3 años, ha vivido días de terrible y dolorosa pesadilla después de que perdieran el rastro de la pequeña el pasado 12 de octubre.

Ese día, Kamille se encontraba junto a su madre en una fiesta celebrada en un parque del conjunto residencial Tom Brown, ubicado cerca del centro de Birmingham, Alabama, cuando alguien se la llevó.

La familia hizo una búsqueda rápida por la zona antes de dar parte a las autoridades, sin saber que ese tiempo era vital para la investigación. 

“Las familias piensan que pueden resolver sus problemas por su cuenta. Piensan que pueden hacer una búsqueda rápida en el vecindario o el área para encontrar a una persona desaparecida o un niño desaparecido, y hubo un pequeño retraso en llevar la información a la policía”, declaró el jefe de policía, Patrick Smith.

Las autoridades se avocaron a recopilar información entre los vecinos y demás testigos que estuvieron en el lugar y gracias al vídeo de una cámara de vigilancia pudieron dar con las que serían las últimas imágenes de la pequeña.

En ellas se observaba a Kamille jugando con otro niño, cuando dos personas en un automóvil SUV oscuro se acercan a ellos. 

De inmediato, la policía encendió la alerta AMBER para dar con el paradero de la niña. 

Por más de una semana, cientos de voluntarios se unieron a la búsqueda junto a las autoridades, amigos y familiares de la querida Cupcake, como le decían de cariño, intentando recopilar información sobre su paradero.

La policía ofreció una recompensa para cualquiera que tuviera datos concretos sobre la ubicación de Kamille.

Un informante anónimo alertó sobre la ubicación del vehículo negro en el que presuntamente se habían llevado a la pequeña. A través de este dato, la investigación apuntó a Patrick Devone Stallworth, de 39 años, y su novia Derick Irisha Brown, de 29 años, como personas sospechosas.

Hasta el domingo, estos serían los principales sospechosos de la desaparición de la Kamille. Según revelaron los oficiales, el hombre posee antecedentes por llevarse a sus hijos sin autorización pero, además, encontraron imágenes inapropiadas de otros infantes en su teléfono móvil.

La pareja fue interrogada por la policía y puesta tras las rejas por cargos vinculados a delitos infantiles pero, posteriormente salieron en libertad  tras pagar una fianza de $500.000. Condición que no les duró mucho tiempo pues el pasado martes, después de 10 días de la desaparición, la policía ha dado una noticia desgarradora para todos.

Encontramos los restos de una niña que creemos son Kamille“, dijo el jefe de policía Patrick Smith en la conferencia de prensa.

Patrick y su novia Derick fueron señalados como los responsables de tan terrible pérdida, pues los restos encontrados se encontraban en un vertedero muy cerca de la residencia de la pareja.

El caso ha conmocionado a la nación entera, quienes solo desean que los responsables paguen por lo que han hecho.

Además de esto, el Smith ha dado un importante mensaje que esperemos pueda alertar a cualquier madre. 

“Espero que este mensaje no se pierda para las madres jóvenes, para las abuelas y para toda la comunidad de Birmingham: sólo lleva una fracción de segundo que un menor desaparezca. Y no podemos suponer que todos son parte de nuestra comunidad y que cuidarán de nuestro niño”, aseveró Smith.

No se sabe la razón por la cual los captores tomaron a Kamille. Según informaron las autoridades, esto fue un acto planificado con antelación y estaban preparados para hacerlo en el momento propicio. Aunque no tenían ningún vínculo con la familia.

A continuación, el vídeo de seguridad que ayudó a la policía a dar con los responsables.

El oficial Smith también abogó por la familia, la madre de la niña no se ha visto públicamente pero se pidió que no la señalaran por lo sucedido.

“A la familia de Kamille, hablo en nombre de todos los residentes y de la ciudad para hacerles saber que su dolor, su pena, sus lágrimas, su ira, su tristeza, sus muchas preguntas, su dolor no se ignora. Sus gritos de ayuda no han quedado sin respuesta, pero tampoco quedarán sin justicia”, agregó. 

Nadie quiere vivir el terror por el que está pasando esta familia. Por favor comparte este caso para advertir a otros padres y clamar porque se haga justicia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!