Una barbacoa familiar termina en una tragedia para esta madre de 2 hijos

Para muchas personas disfrutar de una rica barbacoa y pasar un rato agradable y diferente con la familia es de los mejores placeres de la vida.

Sin embargo, un momento de dicha y felicidad y se puede transformar en una tortura cuando de un momento a otro de disfrutar en un hermoso jardín toca dar carreras en los pasillos de algún hospital.

Rogers tiene dos hijos, Timothy de 20 años, y Nikolas de 10 años.

Rebeca Rogers, es de Wilmingtin en Carolina del Norte, nuestra valiente protagonista que ha contado cómo logró sobrevivir después que una barbacoa de gas le explotara en su cara.

La mujer de 36 años tuvo una terrible experiencia y pasó una semana en cuidados intensivos luchando por su vida, le realizaron múltiples injertos de piel para reemplazar su tejido muerto.

Rogers era ex modelo.

Los médicos afirman que pasará un poco más de un año antes de que se recupere por completo. El incidente ocurrió en el patio de la casa de un amigo, se ofreció para ayudar a limpiar la parrilla que habían estado usando, no se dio cuenta que aún estaba encendida y se dispuso abrir la tapa, sin darse cuenta una gran bola de fuego salió de la barbacoa golpeándole el rostro y torso.

El fuego también afectó parte de sus brazos y piernas.

Confundida por lo que estaba pasando la mujer solo podía gritar desesperadamente de dolor y pidiendo ayuda.

Rápidamente sus amigos llamaron a emergencias, los paramédicos la trasladaron de urgencia al hospital local, pero debido a la magnitud de sus quemaduras fue trasladada a la unidad de cuidados intensivos en el Centro Jaycee Burn en Chapel Hill.

Sufrió quemaduras de primer y segundo grado en varias partes de su cuerpo.

No hay una cantidad exacta de todo el tejido muerto que tuvieron que extraer, Rogers comenta que el dolor por el que está pasando es incomparable, las tareas cotidianas que hacía normalmente ahora son todo un reto, incluso necesita ayuda para ir al baño o ducharse.

Después del incidente afirma que nunca volverá a usar una parrilla de gas.

Emocionalmente está muy afectada, en vista de la situación la madre de Rogers ha creado una página GoFundMe para ayudar con todos los gatos, sobre todo con las terapias que tanto necesita para su total recuperación.

Afortunadamente, ha contado con la ayuda de muchos amigos y familiares, pasará algún tiempo para que todo vuelva a la normalidad pero ha reflejado increíbles cambios.

Ha pensado positivamente para enfrentar está gran batalla.

Para Rogers no ha sido fácil enfrentar esta dura realidad, ha comprendido que los cambios son constantes aunque muchas veces se tenga que pasar por un fuerte dolor.

Aunque le queden algunas cicatrices lo más importante es sanar las heridas emocionales, Rogers ha aceptado y liberado todo lo negativo que le pasó para poder continuar con su nueva vida.

La experiencia de esta mujer puede advertir a otros el peligro de las barbacoas a gas y también inspirar a quienes enfrentan adversidades tan duras. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!