Una abuelita regresa al hospital con 800 comidas para agradecerles a los médicos por salvarla

Y después de un año de vivir bajo una situación sanitaria que le ha cambiado la vida a todos, son muchas las historias de personas que, de alguna manera han tratado de apoyar al personal médico en la labor tan difícil y complicada que les ha tocado vivir.

Aunque la pandemia también ha afectado la economía de las personas es maravilloso conocer actos de generosidad como los de Margarita Montañez, quien no dudó en agradecer a los héroes de la salud con lo que más sabe hacer.

Esta encantadora mujer a sus 73 años celebra la vida demostrando su pasión y amor por el arte culinario tras preparar 800 tamales para el personal médico que lucha día tras día de la mano con los pacientes.

No es un secreto para nadie que muchos menospreciaron este virus que se ha apoderado de la sociedad durante todos estos meses tras propagarse desde China a todo el mundo arrebatando a su paso la vida de 2,32 millones de personas.

Los sanitarios han dedicado todo su esfuerzo y hasta la vida misma para salvar a la mayor cantidad de personas tras ser contagiadas con esta terrible enfermedad. Nadie puede dudar que ha sido un compromiso de mucho riesgo para ellos.

Margarita fue una de estas personas que logró superar el virus. Durante dos semanas, esta adorable abuelita permaneció intubada al borde de la muerte, pero gracias a los cuidados del personal de la salud y sus ganas de vivir la hicieron dejar atrás todas esas complicaciones.

Mientras estuvo hospitalizada Margarita prometió que si sobrevivía le regalaría a los médicos sus mejores tamales como agradecimiento por la atención tan especial que recibió.

A pesar de estar en condiciones muy críticas los doctores siempre la animaban e hicieron todo para mantenerla con vida por lo que siempre les estará muy agradecida.

Fue así como se puso manos a la obra para cumplir su promesa y entregó a todo el personal médico alrededor de 800 tamales hechos con mucho amor y cariño.

Ellos los  recibieron con mucho entusiasmo y con un gran aplauso por tan hermoso detalle.

Todo el personal pudo disfrutar de ese gran festín.

El personal de salud también aprovechó la oportunidad para recordarle a Margarita que debe cuidarse, para evitar que el contagio se repita.

A sus 73 años esta mujer entraba dentro de la población más vulnerable.

Sin embargo, logró sobrevivir gracias a los cuidados de todo el personal del hospital y por la motivación de cumplir su promesa de entrar en la cocina para agradecer a sus héroes.

Le deseamos a Margarita mucha salud y una larga vida para que pueda seguir haciendo sus deliciosos tamales. Su gesto de solidaridad y gratitud emociona a miles de personas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!