Una abuela maya participa en la maratón de Los Ángeles con sandalias y traje típico

María del Carmen Tun Cho se convirtió en la primera mujer guatemalteca maya en participar en la maratón de Los Ángeles el pasado domingo, completó los 42 kilómetros y sorprendió a todos por hacerlo usando sandalias y el traje típico de la etnia indígena a la cual pertenece.

Declaró a los medios de comunicación que para ella terminar la carrera ya representaba una victoria: “No buscaba competir (…) lo hice por representar a las mujeres mayas de Guatemala”.

La mujer lució un colorido atuendo con la bandera de su país sobre sus hombros y unas sandalias de cuero, completó el recorrido en el que participaron más de 24 mil atletas desde el estadio de Los Dodgers hasta el muelle de Santa Mónica en un período de 4 horas, 47 minutos y 22 segundos.

La madre de seis hijos y abuela aseguró: “Estoy muy emocionada de lograr llegar a la meta. No buscaba competir (…) lo hice en representación de las mujeres mayas de mi país”.

Muchos migrantes se acercaron a María durante la carrera para apoyar su participación y animarla, expresando su admiración por su esfuerzo, ella logró participar gracias al trabajo de organizaciones de guatemaltecos en Estados Unidos, y al apoyo del consulado del país sudamericano en Los Ángeles.

Desde hace tres años María del Carmen comenzó a practicar atletismo, participó el año pasado en la carrera Ak’ Wank, una competición realizada en Guatemala en nombre de la reivindicación de los derechos de la mujer. En la categoría Master ganó el primer lugar, y supo que debía llevar su mensaje de empoderamiento femenino a otras latitudes.

Así que se inscribió en la maratón de Behobia en San Sebastián, España.

“Las mujeres tenemos mucho que dar, sin importar la edad que tengamos, o la raza, o si somos del campo o de la ciudad”, resaltó María del Carmen.

Relató que a pesar de que su incursión en el mundo del atletismo la ha hecho merecedora de la admiración de muchas personas, también recibe críticas de aquellos que consideran que está irrespetando a su esposo por viajar y dejarlo solo en casa.

“Unos me felicitan, y otros me señalan porque estoy faltando el respeto a mi matrimonio yendo de un lado al otro dejando a mi marido solo en casa, dicen que estoy loca”, contó María del Carmen.

Su esposo la apoya la inspira a continuar corriendo, le dice que tiene que aprovechar la oportunidad y defender sus derechos.

“Siempre tenemos que tener presente que las mujeres tenemos los mismos derechos que los hombres y debemos ser tratadas por igual, tenemos que esforzarnos por lograr esa igualdad”, relató la atleta.

María del Carmen vive en Raxk’iche’, en Raxruhá, Alta Verapaz, asegura que mientras se dedica a atender su hogar y a las labores del campo le queda muy poco tiempo para entrenar, sin embargo, intenta salir a correr cada vez que tiene la posibilidad.

CNN

Esta valiente abuela se ha convertido en embajadora de la defensa de los derechos de las mujeres y en inspiración para muchas. No te vayas sin compartir su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!