Un Youtuber hace una peligrosa hazaña para obtener más seguidores y casi le cuesta la vida

Las bromas han dominado las redes sociales desde su creación, especialmente en Youtube, aquellas que se dedican a hacer “hazañas” de retos, trucos o maniobras, generalmente graciosos y otras veces disparatadas para aumentar sus seguidores en sus cuentas.

Un youtuber inglés llamado Jimmy Swingler es conocido por sus maniobras arriesgadas, retos y bromas que se hace así mismo y a su grupo de amigos en su canal de YouTube. El canal se llama TGFBro y tiene más de 3 millones de suscripciones y han realizado distintos tipos de bromas pero una en particular le pudo costar la vida.

El vídeo de la peligrosa hazaña, que recordamos, no lo intenten en casa, recolectó más de 4 millones de visualizaciones y consistía en que el bromista, en este caso Swingler, cementaría su cabeza dentro de un horno microondas. Como es razonable, el chico quedó atascado y cada vez era menos la posibilidad de respirar y tuvieron que llamar a los bomberos de la localidad.

La estación de bomberos envió a cinco de sus oficiales y un camión que permanecieron con Jimmy durante una hora tratando de sacarlo de esa situación. De hecho, en parte del vídeo de YouTube se ven cómo los bomberos llegan al rescate.

La tripulación de la Estación de Bomberos de la Comunidad Fallings Park respondió a las 1:49 pm, el pasado miércoles 7 de diciembre, en Fordhouses, Wolverhampton, Reino Unido. El cuerpo de rescate llegó en menos de diez minutos e iniciaron sus maniobras para liberar la cabeza del chico del cemento.

“Por muy gracioso que parezca, este joven podría haberse sofocado fácilmente o resultar gravemente herido”, comentó el comandante Shaun Dakin, oficial a cargo de la brigada del Servicio de Bomberos de West Midlands.

VER TAMBIÉN:  Los 19 errores de los arquitectos que han causado desastres irreversibles

En el vídeo se puede observar cómo prepararon el cemento y luego lo vertieron en el microondas para luego el chico meter su cabeza en él. El comandante describió lo que el joven realizó: “Él y un grupo de amigos habían mezclado siete bolsas de Polyfilla que luego vertieron alrededor de su cabeza, que estaba protegida por una bolsa de plástico dentro del microondas.

El horno estaba siendo usado como molde y no estaba enchufado. La mezcla se endureció rápidamente y, para cuando nos llamaron, ya habían estado tratando de liberarlo durante una hora y media”.

Para los bomberos fue complicado desmontarle el microondas porque estaba muy sujeto a su cabeza, de hecho, tuvieron que realizar una videollamada a sus colegas de rescate técnico para que le dieran consejos sobre cómo despegarlo.

Se sintió muy aliviado cuando le quitamos un gran trozo de Polyfilla con un destornillador, lo que le permitió respirar más fácilmente. Pero tuvimos que ser extremadamente cuidadosos con el destornillador, trabajando tan cerca de su cabeza”, comentó el coronel Dakin.

West Midlands Fire Service

A los bomberos les llevó casi una hora liberarlo, los jóvenes ofrecieron sus disculpas reiteradas veces pero el cuerpo de bomberos le explicó que la hora que llevaban con ellos evitaba que ayudaran a otras personas que realmente sufrían una situación de emergencia genuina y accidental.

Los usuarios que comentaron el vídeo no están muy contentos, tampoco el cuerpo de  bomberos, es muy difícil creer el riesgo que corres sencillamente por más seguidores en tus redes.

Observa el divertido vídeo que casi termina en tragedia. Advertimos nuevamente que no lo intenten en casa.

¿Crees que esta es una buena broma? ¡Comparte y comenta esta noticia!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!