Un vídeo revela por qué las madres nunca pueden dormir lo suficiente

Ser madre y ama de casa es un trabajo no remunerado que generalmente no recibe el crédito que merece, cuidar niños no es una tarea nada fácil pues, además de ser un empleo de tiempo completo, es agotador.

Quienes son madres experimentan lo agotador que es cuidar de bebés, una simple noche de descanso y sueño puede ser un lujo. Melanie Darnell, una madre de 3 hijos quiso demostrar en vídeo lo difícil del trabajo de una madre capturando su rutina por la noche al momento de dormir con sus bebés.

Los primeros meses de la maternidad son muy difíciles y Darnell lo demuestra en las imágenes del vídeo. Se puede ver cómo la mujer está preparándose para descansar y dormir, pero apenas el reloj marca las 11:20 de la noche se ve a la mujer levantarse de su cama para volver con su bebé.

Conforme avanza el vídeo y transcurre la noche, observamos cómo su bebé no la deja descansar la mayor parte del tiempo. Los hijos son la verdadera razón por la que la mayoría de las madres están cansadas a la mañana siguiente, ser madre es un trabajo difícil que debería ser mucho más valorado.

La vida de esta cansada madre no se resume solo en eso pues, a mitad de la noche en muchas ocasiones, la madre es visitada por sus otros pequeños que a pesar de estar un poco más grandes también necesitan el cuidado y la atención de su madre.

Tras una larga noche, esta madre debe seguir con su rutina diaria pues ahí no termina, el trabajo de una madre no se acaba por las noches ni termina en las mañanas; después de cuidar de sus bebés todo el día, la rutina apenas empieza.

VER TAMBIÉN:  ¿Problemas con tu postura? Con estos 5 sencillos ejercicios podrás mejorarla

La agotada madre debe “despertar” después de no haber descansado casi nada y seguir con sus actividades, cumplir con los deberes de su hogar y cuidar a sus bebés, preparar el desayudo y atender a sus pequeños como si hubiera descansado durante al menos 6 horas en la noche.

La labor de una madre requiere mucho esfuerzo y energía; sin embargo, conforme los hijos van creciendo el trabajo disminuye o al menos se tienen más horas de sueño.

A pasar de lo agotador que puede ser, es un trabajo que llena de satisfacción pues los cuidados de mamá son los que hacen que el bebé tenga la seguridad, el autoestima y la salud necesaria para ser un adulto feliz y capaz de lograr sus sueños.

Comparte esta información con todos, nadie debería subestimar todo el esfuerzo y compromiso con el que una madre cuida de sus pequeños.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!