Un vehículo aéreo no tripulado impacta contra un avión aterrorizando a los pasajeros

Muchas personas sienten miedo de viajar en avión, y es que sin importar las estadísticas que demuestran que volar es más práctico y seguro que los viajes por tierra o por mar,  sienten que no pueden predecir los accidentes que suceden a tantos kilómetros de altura.

Pero desde que se creó la aviación, miles de personas suman sus ideas y esfuerzos para hacer que la aeronave, la organización de los viajes y los aeropuertos brinden total seguridad para que sus pasajeros y tripulantes tengan un despegue y aterrizaje exitoso.

De esa manera, con cada nuevo sistema que se ha implementado en el avión o en la navegación de la torre de control se han evitado miles de accidentes y se han solventado las fallas que eran reportadas por los pilotos.

Un accidente aéreo ocurrido en Tijuana, México, dejó perplejas a las autoridades mexicanas y al mundo entero, porque jamás hubiesen imaginado que un dron invadiera su espacio aéreo y chocaría con una de sus aeronaves.

En este caso, se trató de un Boeing 737-800 perteneciente a la aerolínea de Aeroméxico, el vuelo de este avión tuvo un recorrido de 2.200 kilómetros entre Guadalajara y Tijuana, que es un viaje que toma unas 2 horas para completarse.

Dicho vuelo venía dándose con completa normalidad, pero todo cambió cuando empezó a descender para aterrizar en la ciudad de Tijuana. Y es que, mientras aterrizaban, en la cabina lograron escuchar un fuerte golpe al frente del avión.

“Oímos un golpe muy fuerte, algo golpeó al radomo de la nariz o se voló el radomo de la nariz”, se puede escuchar que decía el piloto o el copiloto en una comunicación que tenían con la torre de control del aeropuerto.

La situación fue de gran extrañeza para los profesionales de la aviación; pero, aun así, notaron que podían aterrizar sin ningún problema. El bienestar y la seguridad de los pasajeros no estuvieron comprometidos en ningún momento del viaje y lograron estar sanos y salvos en tierra firme.

Ya después de desembarcar, no se pudo ignorar un enorme agujero que estaba en la nariz del avión y, al investigar lo sucedido, las autoridades notaron que era un dron que había impactado con la aeronave dejando grandes daños en su radomo.

Estos vehículos aéreos no tripulados ahora generan terror en los aeropuertos debido a las múltiples interferencias e invasiones de estos en las rutas de los aviones que, como se ha demostrado, causan daños menores a las naves pero que podrían desencadenar a tragedias muy graves.

Y es que el precio de estos drones oscila entre los 50 dólares hasta miles de dólares, lo que significa que el uso de estos aparatos llegará a ser masivo.

Ahora, los investigadores esperan determinar quiénes serían los responsables de este choque, y esperan regular el uso de los drones en las cercanías de los aeropuertos mexicanos.

Actualidad.rt / Twitter

La tecnología debería ser parte de la evolución que permita a todos los seres una vida mejor, pero su uso adecuado es determinante del ser humano, así como la responsabilidad que esto conlleva; de lo contrario, pueden volverse peligrosos.

Comparte este impresionante incidente en tus redes.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!