Un siglo después de su hundimiento revelan los detalles del niño fallecido en el Titanic

Ciento seis años después de su hundimiento, es inmensa la fascinación que sigue produciendo el Titanic. Su historia, aún hoy en día continúa despertando la pasión de estudiosos y curiosos a nivel universal.

Para los historiadores sociales se trata de un microcosmos a imagen y semejanza de la sociedad de principios del siglo veinte mientras que, para los amantes del mar representa el naufragio definitivo.

Después de aquel trágico 14 de abril de 1912 cuando el barco infalible “que ni Dios podría hundir” colisionó contra un iceberg causando la muerte de todos sus tripulantes, Clarence Northover un sargento del Departamento de Policía de Halifax sacó de entre las pertenencias de los cadáveres un par de zapatos de bebé y los guardó durante seis años.

No sabía muy bien qué hacer con ellos. Cuando le ordenaron arrojar al fuego toda la ropa de las víctimas no tuvo corazón para quemarlos, y al jubilarse los sacó de su escritorio de la oficina de la policía y se los llevó con él a su casa.

Un nuevo documental producido para la serie The Curious Life and Death of… analizará a profundidad el misterio del niño portador de este calzado, un pequeño de tan solo 19 meses de nacido identificado como Sidney Leslie Goodwin, cuyos restos no fueron hallados sino después de algunos días de ocurrido el más famoso accidente del Océano Atlántico.

Todo indicaba que, en efecto, aquellos eran los referidos en la tarjeta de registro del cuerpo número 4, por cierto, el único niño que pudo recuperarse de los poco más de 300 sumergidos y rescatados frente a la costa de Nueva Escocia.

Aquellos que descubrieron el cuerpo del niño estaban tan conmovidos por él que celebraron un funeral y lo enterraron en el cementerio de Fairview, de la misma localidad, bajo una tumba con una lápida adornada con una estela que rezaba: “Erigida a la memoria de un niño desconocido cuyos restos fueron recuperados después del desastre del Titanic”.

Sin embargo, no fue sino hasta el año 2007 que investigadores de la Universidad de Lakehead, Ontario, Canadá lograron dar con la verdadera identidad del pequeño quien, hasta ese momento se creyó erróneamente que era Eino Viljami Panula, un bebé finlandés de 13 meses de edad.

“El cambio de sentido en la identidad del niño se produjo después de que una familia canadiense se ofreciera a donar un par de zapatos marrones al Museo Marítimo del Atlántico de Halifax en 2002”, informó un medio estadounidense.

Además, se supo que esta familia adquirió los zapatos del abuelo Clarence, mismo que los mantuvo durante años. Eran de manufactura inglesa, por lo que en un principio también se llegó a pensar que pertenecieron a un bebé británico.

“Tendré el honor de presentar este nuevo programa que consta de seis partes, además de analizar este caso, ‘The Unknown Child’, The Curious Life and Death of… investigará las muertes de alto perfil de personas como la actriz Brittany Murphy y el fundador de Rolling Stones, Brian Jones”, dijo la famosa historiadora y cirujano Lindsey Fitzharris.

Lindsey Fitzharris

Sea como fuere, a través de esta nueva serie de seis capítulos se revelará el misterio de la muerte de Sidney, y de cómo permaneció sin identificar plenamente durante casi un siglo.

Ya sea que se trate de un ícono de los noventas como Brittany Murphy, su majestad satánica, Brian Jones, o el atormentado guitarrista del grunge, Kurt Cobain, a través de las pesquisas y autopsias de la doctora Fitzharris, podremos conocer la cara oculta detrás de la muerte de los famosos.

Comparte esta investigación que forma parte de un hecho histórico que ha conmovido al mundo entero.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!