Un policía reacciona al ver a un niño llorando y corriendo desesperado tras el bus escolar

Los policías son personas comprometidas a trabajar por el bienestar de todos los ciudadanos, tal como Austin Lynema, quien reaccionó de inmediato cuando vio a un niño intentando alcanzar el autobús escolar.

Imagen referencial

Thomas Daniel corría tras el transporte escolar porque lo había perdido cuando el policía se acercó a él para ofrecerle ayuda. Él le comentó que su madre no tenía auto para llevarlo a clases, así que el oficial lo llevó en la patrulla policial.

En el trayecto conversaron y Thomas le contó que ese día celebraba su cumpleaños número nueve, lo invitó a celebrarlo después de las clases.

Lo que no se imaginó el niño fue que Austin prepararía una sorpresa para él junto a sus compañeros del departamento policial.

El hecho sucedió el pasado 26 de febrero, pero sigue conmoviendo a miles de personas en las redes, esa mañana Thomas corría hacia la parada del autobús para trasladarse a la escuela sin saber que el policía lo observaba.

Cuando finalmente llegó el autobús, no se detuvo. Así que el policía actuó para asistirlo, con autorización de su madre lo llevó al colegio.

“Me comentó llorando que nunca había perdido un día de clases. Y quería asegurarme de ayudarlo como fuera posible”, dijo el oficial de policía.

El niño le confesó que en la escuela era señalado y rechazado por los demás, así que estaba muy preocupado porque nadie asistiera a la celebración de su cumpleaños.

El oficial Austin dejó a Thomas en el colegio, pero eso no era todo lo que haría por él, estaba decidido a devolverle la sonrisa ofreciéndole su compañía para celebrar su cumpleaños.

Poco después, el oficial llegó a la fiesta de Thomas, lamentablemente los peores presagios del niño se habían cumplido: nadie asistió a la celebración.

El policía se sintió conmovido por ver a Thomas solo con sus hermanos y enterarse de que no tenía una tarta de cumpleaños.

El día siguiente, el oficial Lynema junto a sus compañeros del departamento de policía Grand Rapids sorprendieron a Thomas con una fiesta que no olvidará.

Llevaron una tarta para él que decía “Feliz Cumpleaños”, además le entregaron varios obsequios.

Este es el mejor día de mi vida”, dijo el niño.

Los agentes le entregaron una bolsa con el logo de la policía, juguetes, sombreros, camisetas y un cuarteto que le dedicaba muchas canciones al cumpleañero.

“En la escuela todos se alegrarán, porque el oficial Austin nunca decepciona a los niños…es un héroe. Nunca olvidaré esto, lo tendré en mi corazón hasta el día que me muera”, dijo Thomas.

Comparte el solidario gesto de este policía que cambió la vida de este niño que había perdido la ilusión.