Un policía intercepta a la humilde pareja con 3 niños que se dirigía a dormir en un baño público

Normalmente la imagen que tiene la sociedad de la policía es que son personas frías y duras, sin embargo, debajo de ese uniforme que inspira fuerza hay seres que tienen un buen corazón.

Así lo demostró Guan Zhiting, jefe de la Policía Social de Kuala Lumpur, capital de Malasia. Este policía que decidió pagar una noche de hotel para que una familia con tres niños pasase la noche.

A pocos días de celebrar la Navidad esta pareja y sus tres niños fueron sorprendidos por el agente quien no dudó en apoyarlos para evitar que pernoctaran en un baño público de la localidad.

Tras la publicación de las imágenes en las redes sociales miles de usuarios no dudaron en aplaudir el gesto de este funcionario. Cientos de comentarios de los internautas agradecieron lo generosidad el agente policial manifestando su admiración.

La crisis causada por la pandemia ha afectado económicamente a miles de familias y estos padres no han sido la excepción. Mientras ellos caminaban con sus tres niños y se disponían a dormir en unos servicios de aseo públicos por no tener ni dinero ni un techo donde protegerse, el policía apareció justo a tiempo.

Los efectivos que patrullaban las calles en ese momento notaron algo extraño en la familia y decidieron investigar para saber qué era lo que realmente estaba pasando.

“Inmediatamente fui al lugar para evaluar la situación por mí mismo. La pareja tenía tres hijos pequeños, el menor tenía alrededor de un año. No tenían dónde vivir. Ni siquiera tenían fórmula de leche para alimentar a su bebé”, dijo Guan.

Guan hizo todos los arreglos para que la familia pudiera pasar la noche en la habitación de un hotel de la ciudad y también los ayudó comprando leche en polvo para alimentar al bebé.

El costo de la habitación salió en unos 25 dólares y fueron pagados por cuenta del oficial. Sin embargo, algunas personas al conocer lo sucedido se ofrecieron para hospedar a la familia temporalmente.

Un medio de comunicación local reveló que el padre de la familia había perdido su trabajo y estaban pasando por una situación muy crítica. Fueron desalojados y no tenían dónde dormir.

“Estaba indefenso y lloroso cuando me lo contó”, agregó Guan.

La policía hará todo lo posible por ayudarlos a conseguir una vivienda y un nuevo trabajo con al que pueda mantener a su familia.

Sin lugar a duda este agente se ganó los aplausos de miles de personas por su solidario gesto y su noble corazón. No solo le evitó a esta familia pasar la noche en un baño público, sino que le consiguió alimento al bebé y la promesa de ayudarlo a salir de esa situación tan apremiante.

No dejes de compartir esta emotiva historia que enciende una luz de esperanza para seguir creyendo en la humanidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!