Un niño de 6 años elige a su hermano mayor como motivo de su fiesta de cumpleaños

No solo tenemos genes en común con ellos, la familia, la raza, la generación, la cultura o los acontecimientos que nos presenta la vida, los hermanos significan la primera y, quizás, la más intensa relación de un niño o una niña con un igual.

A los hermanos nos unen los mismos juguetes, compartimos la ropa, la habitación y el baño, los espacios íntimos y, obviamente, un abanico gigantesco de recuerdos. Todo ello junto sienta las bases de una fuerte y sólida alianza y lazos de amistad que duran para toda la vida.

Para los hermanos pequeños, la figura del hermano mayor es fundamental en su desarrollo personal y, para Mateus, quien acaba de cumplir 6 añitos su hermano João Gabriel, no solo es su mejor amigo y ser querido, sino que lo ve como a un superhéroe, de esos con capa y asombrosos poderes.

Y es que, claro, para João Gabriel la prioridad siempre ha sido siempre ha sido su hermanito pequeño, protegiéndolo y cuidándolo desde que nació, siendo el primero siempre en recordar su cumpleaños y comprarle su regalito. Por eso, este año Mateus ha pedido a su mamá que el motivo de su fiesta de cumpleaños sea su admirado hermano mayor.

Por su parte, Julianne Cruciol, madre de estos dos ángeles y quien anteriormente ejerció como abogada, asegura que el pequeño Mateus siempre ha admirado de una manera muy intensa a su hermano mayor. Por eso, es natural que su fiesta fuera la retribución de tan grande amor.

“Admira mucho a João, quiere priorizar a su hermano en todo y busca siempre dar lo mejor”, explicó la madre.

Aunque, como todos los hermanos, también tienen sus momentos de diferencia y a veces se pelean, pero el amor que existe entre ellos es mucho más grande que cualquier discusión y siempre es el que tiene la última palabra y la más fuerte.

Mateus con su superheróe João Gabriel

“Quien los conoce sabe cuánto se aman, es emocionante poder verlo. Entonces fue cuando entendí que Mateus lo que quería era la fiesta con un tema representativo de João”, añadió la madre, quien hoy en día se dedica a la decoración de fiestas infantiles.

Definitivamente, los héroes no siempre tienen que ser personajes de películas o cómics, este puesto lo ha ocupado João Gabriel, apenas dos añitos mayor que Mateus toda su vida, y en carne y hueso. Además, no es solo su héroe, sino su mejor amigo y cómplice.

Sin embargo, debido a los problemas que ya todos conocemos originados por la pandemia de coronavirus, la fiesta realizada en el garaje de la casa contó con pocos asistentes, sin embargo, los hermanitos la pasaron juntos en grande y gozaron de lo lindo, como es natural.

“Era una fiesta pequeña, solo con la gente en casa y pocos amigos en el condominio por la pandemia. Pero tuvimos fue exclusivamente para él y como él quería”, dijo Julianne.

Sobre la mesa, una fotografía de los dos hermanos unidos en un fuerte abrazo, colocada al lado del hermoso pastel, denotaba que en esa casa lo que sobra es el amor, el respeto y el cariño entre todos los miembros de la familia.

La nobleza y humildad de este niño no tiene igual. Según dijo, lo que más le gustó de su cumpleaños no fueron los regalos, ni el pastel, sino compartir y ver a su familia feliz unida una vez más.

 Los hermanos mayores tenemos una gran responsabilidad, ya que nos convertimos en los maestros y en el ejemplo a seguir de los más pequeños. Comparte esta bellísima historia del más genuino amor filial con tu familia y amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!