Un niño de 3 años termina afligido y confundido después de que sus padres le jugaran una broma

Los padres de un niño decidieron jugarle una broma y grabarlo todo para publicarlo en las redes. Al parecer, se trata de una especie de reto que ha estado circulando en Internet desde hace un tiempo. La idea consiste en engañar a alguien con un poco de Nutella y hacerle pensar que en realidad son heces.

El niño apenas tiene 3 años de edad.

Muchos pensarían que no es algo por lo que debe pasar alguien de tan corta edad, así que se inició un enorme debate. En el vídeo se puede ver a Bobby, el padre de Frankie mientras finge que se encuentra en el baño. Llama a su hijo y le pide que le lleve algo de papel higiénico. 

Los dos padres del niño tienen 22 años de edad.

El pequeño no lo piensa dos veces y acude a ayudar a su papá, pero unos instantes después descubre con mucho asco que su papá lo ha llenado de una materia oscura demasiado parecida a lo que él deja en sus pañales. Por si le quedaba alguna duda Bobby toma un poco más de Nutella y la lleva hasta la cara de su hijo y le dice: “Es caca”.

“Pensamos que era una broma perfecta para Frankie y nos divertimos mucho”, dijo su madre.

Frankie entiende perfectamente que esta situación no es normal. En su cara, se puede ver que siente demasiado asco y náuseas. Sus padres no hacen más que reírse e incluso se toman su tiempo antes de aclararle a Frankie que se trata de una broma.

“Es diversión inofensiva, y puedes ver que Frankie sonríe en el vídeo. Le dijimos que era chocolate e inmediatamente comenzó a reír”.

Rubee Adams, la madre, asegura que fue una experiencia muy divertida y que no la cambiaría por nada del mundo. La broma ha dejado claras consecuencias en el pequeño. Frankie tiene una hermana de 8 meses de edad y cada vez que sus padres cambian el pañal de Elsie, él siente ganas de vomitar. Muchos usuarios de las redes han alzado la voz en contra del terrible daño que una broma tan pesada podría dejar al niño.

“Estos padres deberían sentirse avergonzados de ellos mismos. No les importa hacer que su hijo se enferme si de todo eso logran reírse. Esto no es gracioso”.

Otros, en cambio, apoyan a la familia y aseguran que se trata de algo completamente inofensivo que los ayuda a olvidarse por unos segundos de la terrible crisis que ha causado el coronavirus. Lo más importante en estas situaciones es velar por el bien de los más pequeños y asegurarnos de que ninguna broma afecte de manera negativa su salud física y emocional, ellos confían plenamente en sus padres, su corazón se hiere cuando los defraudan.

¿Qué opinas del sentido de humor de esta joven pareja? Cuéntanos tu opinión y comparte este vídeo que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!