Un negligente conductor destruye una estatua sagrada causando daños invaluables e irreversibles

A lo largo y a lo ancho del mundo hay sitios y edificaciones que son vestigios del pasado de cada lugar, restos de las culturas y pueblos que habitaron esta tierra hace miles de años, y que deben ser preservados por su valor histórico; sin embargo, muchas veces los mismos lugareños no hacen mucho por preservar estos sitios históricos.

Tal como sucedió con una persona que, al chocar contra una famosa estatua, causó daños invaluables.

Esto sucedió en la Isla de Pascua, ubicada en Chile, en la cual hay famosos sitios arqueológicos y más de 900 estatuas monumentales, las cuales son llamadas “moáis”, y fueron esculpidas por los habitantes del lugar entre los siglos XIII y XVI, y su valor histórico es en realidad incalculable.

Pero en este mes de marzo ocurrió una desgracia: una persona iba manejando por la zona en la que se encuentran las estatuas y chocó contra una de ellas, no se sabe bien si se quedó sin frenos o fue por otra causa, pero lo que sí se sabe es que causó un daño irreversible, pues ni la estatua ni la base que la sostenía quedaron en condiciones de ser reconstruidas.

“Es una lástima que las personas no se detengan a pensar en el daño que pueden ocasionar, y peor si es un daño irreversible como este”, comentó un internauta.

El daño causó mucha indignación a personas de todo el mundo, tanto turistas, como locales y también historiadores, que son los que más saben acerca del valor tan grande que tienen estos monumentos en la historia de la humanidad.

“La cabeza del moái se partió, este daño es irreversible y no podremos repararlo nunca, y también es incalculable en cuanto a costos”, declaró Camilo Rapu, presidente de la comunidad indígena del lugar.

Debido a este tema salió a la luz que años antes ya se había pedido que se instaurara una ley que prohibiera que los autos circularan tan cerca de las cabezas, pero esta fue denegada, y lamentablemente estas son las consecuencias.

“Los Moái son estructuras religiosas que tienen un valor sagrado para el pueblo Rapa Nui; esto es una ofensa a una cultura que ha luchado durante muchos años por recuperar su patrimonio y su arqueología”, declaró Pedro Edmunds, alcalde de la isla.

Ojalá que después de este terrible accidente, el gobierno de dicho país se tome en serio la importancia de establecer leyes que protejan dicha zona arqueológica.

Comparte esta noticia para hacer conciencia sobre la importancia de preservar cada elemento histórico de la humanidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!