Un multimillonario príncipe lleva 15 años en coma y se niegan a desconectarlo

El multimillonario príncipe Al Walid bin Jalid bin Talal al Saud, miembro de la realeza de Arabia Saudita, sufrió un trágico accidente automovilístico en el año 2005 cuanto tenía 18 años.

El hecho ocurrió en Londres, donde el príncipe estudiaba ciencias militares, mientras conducía su auto.

Las graves lesiones que sufrió lo dejaron en estado de coma, desde entonces es conocido como el “príncipe durmiente”.

Su padre, el príncipe Khaled bin Talal, y su madre, la princesa Mona Riad El Solh, hija del líder libanés, se han negado a desconectar a Al Walid del soporte vital a pesar de que le declararon muerte cerebral.

Después del accidente, el joven fue trasladado a Riad donde permanecería en la unidad de terapia intensiva, su estado de coma se prolongó durante una década.

Aunque hace cinco años el príncipe fue trasladado a la residencia de la familia en la que permanece en estado vegetativo.

“Al Walid ha estado en coma durante más de 15 años y así sigue. Dios, que guardó su alma durante más de una década, es capaz de devolverle la vida”, declaró una fuente cercana a la familia.

La familia de Al-Waleed celebró el año pasado que el “príncipe durmiente” movió la cabeza.

En los medios de comunicación surgió un rumor el año pasado de que el joven había sufrido una hemorragia pulmonar severa que los médicos no lograron controlar causándole la muerte.

Incluso algunos publicaron presuntas declaraciones del padre en las que expresaba su tristeza por la muerte de su hijo, dijeron que lo habían desconectado de las máquinas del soporte vital que permiten los latidos de su corazón.

Ante la ola de rumores, la familia se pronunció para desmentirlos asegurando que el príncipe permanecía vivo en estado vegetal.

En los últimos años, la familia del príncipe ha sufrido otros lamentables sucesos, Mohamed, hermano del príncipe durmiente, sufrió un accidente similar al que dejó en coma a Al-Waleed.

Aunque no tuvo el mismo pronóstico, Mohamed logró sobrevivir, está permaneció consciente en el hospital para recuperarse de sus lesiones.

Mohamed y Al-Waleed son sobrinos de Al Walid bin Talal, quien tiene las mayores fortunas de Arabia Saudita.

De acuerdo con información de la revista Forbes, su fortuna supera los 17.000 millones de dólares, tiene acciones en algunas de las empresas más importantes del mundo como Disney, Apple, Twitter, Four Seasons, entre otras.

También es reconocido por ser uno de los príncipes más liberales de esta monarquía.

El caso del príncipe durmiente ha causado conmoción en las redes, para muchos resulta insólito cómo han mantenido al joven en estado vegetal en su vivienda tanto tiempo con la esperanza de un milagro.

Algunos expresan su apoyo a la familia instándolos a no perder la esperanza. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!