Un lujoso y reconocido restaurante es sancionado en Italia por almacenar alimentos caducados

Para todos, comer es una actividad vital, pero también está relacionada con el placer de degustar alimentos deliciosos, nutritivos y atractivos a la vista. Algunos somos más exigentes que otros, sin embargo, no es suficiente con un restaurante fuera de serie si el servicio no es de calidad, higiénico y con la atención adecuada al cliente.

El Grotta Palazzese, es un Hotel Restaurante construido dentro de una cueva en Polignano a Mare en el sur de Italia. Sus vistas al mar adriático son increíbles.

Vista desde el interior del restaurante Grotta Palazzese

El restaurante de la caverna ha logrado a través del tiempo un gran reconocimiento. Sin embargo, a pesar de los puntos a su favor, ha caído en una situación de desprestigio.

Todo ocurrió cuando la Guardia Costera realizó inspecciones en los restaurantes de la zona, y consiguieron irregularidades en dos de ellos.

Grotta Palazzese es un lugar de gran historia

Una de las situaciones problemáticas fue la incautación de casi 70 kilos de pescado que estaba en malas condiciones, y ocho kilos de carne de wagyu congelada que ya había pasado su fecha de vencimiento.

Esas no fueron las únicas críticas que le hicieron, también hubo quejas en relación a la calidad de la carta. Los establecimientos implicados fueron el Grotta Palazzese, y La Tana Marina.

El primero, salió públicamente a aclarar lo sucedido, y de esa manera poder limpiar un poco su imagen.

El Grotta Palazzese se caracteriza por su vista y carísimo menú

El chef ejecutivo del Grotta Palazzese, y el subdirector encargado de la comida y la bebida, emitieron un comunicado asumiendo la responsabilidad, pidieron disculpas y liberan de toda culpabilidad a los dueños de restaurante.

Con la carne de waygu vencida, explicaron que fue tratada con un proceso que garantiza su conservación y salubridad antes de la fecha de caducidad, además ya no estaba en la carta por tanto no había riesgo de haber sido consumida por los clientes.

Con el pescado, reconocieron no haber prestado atención a las etiquetas de los productos.

“En el caso del pescado, en cambio, los productos controlados por la Guardia Costera se encontraban en un almacén frigorífico (-18) diferente de aquel en el que se almacenaban los otros productos de pescado con etiqueta de trazabilidad: pero todos eran parte del mismo lote de producción”, explicaron los empleados.

Lo anterior se reflejó en multas, Grotta Palazzese, una de 5.500 euros; y la Tana Marina, otra de 1.500 euros.

El caso fue publicado en las redes sociales y de inmediato se viralizó, los internautas estaban molestos con lo sucedido.

“5.000 euros de multa por poner platos de 220 euros con carnes podridas? ¿Acaso una gastroenteritis con consecuencias graves se paga solo con 5.000 euros cochinos? ¡Que no vaya nadie a ese restaurante y que lo tengan que utilizar como un palomar o como relax para murciélagos!, opinó un usuario.

La Guardia Costera se comprometió en seguir realizando sus inspecciones en los restaurantes para proteger a los usuarios.

Comparte este aleccionador caso con todos tus amigos, y no olvides de estar pendiente de los alimentos que consumes, nunca se sabe si podría haber riesgos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!