Un joven empleado de McDonald’s arriesga su vida para salvar la de una mujer y sus hijos

Tener un corazón abierto al servicio, atento a las necesidades del otro es digno de admiración. Esto fue lo que sucedió con este joven de 20 años, que arriesgó su vida para salvar la vida de una mujer y sus hijos que estaban comprando el desayuno por la ventana de autoservicio en una cadena de comida rápida.

Pedro Viloria, de origen venezolano, empleado de un McDonald’s ubicado en la cuidad del Doral, en Miami, es el joven que se convirtió en el héroe de su jornada cuando se dio cuenta que algo andaba mal con la mujer a la que estaba despachando el pedido.

Se trata de una mujer policía del Condado de Miami-Dade en el sur de Florida que estaba fuera de servicio y visitó el restaurante para comprar uno de los tantos desayunos que ofrece la cadena.

Este joven al entregar el pedido se percató que algo estaba pasando y obedeciendo el impulso de su corazón saltó por la ventanilla de despacho y arriesgó su vida para salvar a esta mujer y la de sus hijos.

“Pensé que le estaba pasando algo en ese momento y dije que tenía que hacer algo por ella”, comentó el héroe de McDonald’s. “Sus hijos comenzaron a gritar y allí, el pie se le va del freno y el carro empieza a avanzar y pensé que si el carro continuaba moviéndose y la mujer estaba inconsciente, chocarían contra la autopista”.

Inicialmente Pedro pensó que hablaba con sus hijos y esperó un instante, trató de llamar su atención pero no le respondió. Respiraba con dificultad y en ese momento fue cuando se dio cuenta que algo no estaba bien.

VER TAMBIÉN:  Abusaban sexualmente de sus hijos y les "aconsejaban" practicar el incesto

Las imágenes de las cámaras del local muestran cómo Pedro saltó de su puesto de trabajo y salió por la ventana para ir rápidamente a detener el automóvil. Se colocó delante del coche y apoyándose con la acera logró detenerlo. “Salté, salí corriendo, y me puse frente al coche “, relató este noble joven.

La mujer estaba inconsciente, mientras que los niños estaban muy asustados y ansiosos. Pedro se devolvió al restaurante para pedir ayuda. Afortunadamente había un para-médico. Un bombero fuera de servicio, también ayudó en los primeros auxilios.

“En primer lugar, nuestros pensamientos y oraciones están con la mujer, quien es oficial de policía y su familia en este momento difícil” expresa un comunicado de McDonald’s.

El comunicado también manifiesta el orgullo por sus trabajadores quienes prestaron apoyo inmediato a la situación. Al joven le dieron un homenaje en nombre de la alcaldía de la ciudad por su heroica labor.

La mujer, cuyo nombre no fue informado, fue traslada de urgencia a un hospital, donde se recupera satisfactoriamente.

“No esperaba tener que hacerlo, pero si tuviera que salvarle la vida de nuevo, lo hago. Me alegra haberle salvado la vida a una persona que nos ayuda”, relató Pedro al saber que se trataba de un agente de la ley.

Comparte con tus amigos, no podemos dudar que existen personas con un corazón lleno de bondad y ganas de ayudar desinteresadamente al prójimo, no siendo indiferente ante las necesidades el otro.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!