Un joven discapacitado murió ahogado mientras un grupo de jóvenes se burlaba de él

La esencia del alma define realmente a cada persona, sea chico o grande, realmente es un reflejo de lo bueno o malo que se pueda llegar a ser. Ver morir a un ser humano y solo reír hasta su último respiro no tiene nombre… eso es muy despiadado.

Jamel Dunn, un hombre discapacitado de 34 años, entró en un estanque en Cocoa, Florida, e instantes después empezó a luchar por su vida para no ahogarse. En el lugar se encontraba un grupo de adolescentes a quienes este hombre medio de su desesperación pedía auxilio. Sólo encontró burlas y risas por parte de este grupo de chicos.

¡Dejaron morir a este hombre, sin ningún tipo de remordimiento!

La agonía de este hombre mientras se ahogaba representó para estos adolescentes un motivo de celebración. Decidieron grabar esos terribles momentos como si se tratara de una escena cómica, no paraban de reírse y burlarse.

No fueron capaces de mostrar una pequeña intensión de solidaridad. Ni siquiera llamaron al 911 para pedir asistencia.

Este video fue filmado después del mediodía del 9 de julio. Luego fue colocado en las redes sociales por este grupo de jóvenes, cuyas edades están entre los 14 y los 16 años.

En la grabación se escucha a Jamel gritando por ayuda mientras lucha por mantener su cuerpo a flote. Fueron sus últimos momentos en vida.

El video se hizo viral y un amigo de Jamel dio parte a la policía. Los mensajes de repudio por el comportamiento de estos jóvenes no se hicieron esperar.

El cuerpo sin vida de este hombre fue retirado del estanque 3 días después y se iniciaron las investigaciones correspondientes. Algunos de los resultados indicaron que este hombre había tenido una discusión con su novia en el estanque unos 15 minutos antes de su muerte.

VER TAMBIÉN:  Así fue el final del asesino que mutiló a sus víctimas y las vendió como "carne a la barbacoa"

La familia de Jamel está indignada. Simone Scott, su hermana, creó una página de GoFundMe para cubrir los gastos del funeral. Hasta el momento han recaudado más de 35.000 dólares.

Ella considera que los adolescentes deben ser acusados ​​de crimen. Pidió a las autoridades actuar para que la muerte de su hermano tenga algún sentido para ella.

Pero los fiscales no encontraron ninguna evidencia de crimen para acusar a estos adolescentes.

En un comunicado la Fiscalía Estatal dijo que estaban profundamente entristecidos y sorprendidos por la manera en la que Jamel perdió la vida, así como del comportamiento de quienes fueron testigos de esta tragedia.

La fiscalía también aclaró que según los estatutos de Florida el incidente que se evidencia en la filmación no da lugar a pruebas suficientes para un enjuiciamiento penal. Tampoco se puede usar como justificación moral que juzgue el comportamiento de los testigos del hecho ni la decisión deliberada de no ayudar a Jamel.

Yvonne Martínez, portavoz del Departamento de Policía de Cocoa, comentó que los jóvenes estaban en el parque ese día fumando marihuana. Se presume que vieron cuándo entró al agua previa advertencia de que no lo hiciera.

Los adolescentes le decían que no iban a ir tras él, que fue un error haber entrado al agua. En instantes este hombre empezó a luchar por su vida y a gritar por ayuda. Ellos sólo se reían.

Entre la agonía de Jamel, uno de ellos le gritó que saliera del agua, que iba a morir. Mientras otro afirmó que no había nadie dispuesto a ayudarlo. Lo reprendieron sin piedad alguna.

VER TAMBIÉN:  Este desconcertado perrito no entiende por qué la estatua se niega a jugar a la pelota con él

Cuando este hombre pierde su lucha por mantenerse a flote alguno exclamó que acaba de morir y todos rieron.

Es muy difícil entender cómo pudieron ser capaces de observar tal agonía y ni siquiera pedir ayuda al 911.

Cuando las autoridades entrevistaron a los adolescentes, ninguno de ellos manifestó tener algún tipo de remordimiento. Uno de ellos simplemente se sonrió mientras su madre lloraba.

Las autoridades de Florida confirmaron que ese grupo de adolescentes no rompieron las leyes, cuando entre risas filmaron desde un móvil un video donde un hombre discapacitado se ahogó después de pedir auxilio en un estanque cercano.

Ninguno de ellos mostró un gesto de solidaridad. Es triste y alarmante que exista esta falta de valores en nuestra juventud. Supuestos ejemplos para un mundo mejor.

Los padres deberían tomar en cuenta la importancia de cultivar en los niños el respeto a la vida, así como la solidaridad y sensibilidad ante el dolor de nuestro prójimo. Esperemos que esta trágica historia sirva para crear consciencia. ¡Compártela!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!