Un joven de 18 años es hospitalizado de emergencia por usar un cigarrillo electrónico

En los últimos años los cigarrillos electrónicos han cobrado más y más popularidad, especialmente entre los jóvenes. Diferentes marcas se han abierto un gran puesto en el mercado al promocionarse como una opción mucho más saludable que los cigarrillos normales.

“Todos dicen que son mucho más seguros, así que he decidido contar la verdad”.

Sin embargo, varias personas han terminado hospitalizadas debido a los devastadores efectos. Chance Ammirata es un joven que estuvo a punto de perder la vida y todo por su hábito de fumar cigarrillos electrónicos Juul.

Chance apenas tiene 18 años de edad.

Chance había comenzado un nuevo trabajo y se estaba preparando para comenzar la universidad. Quería ahorrar la mayor cantidad de dinero posible para mudarse de la casa de sus padres.

Siempre ha sido un chico que hace ejercicio y se ha preocupado por mantenerse en forma así que nunca pensó en llegar a probar cigarrillos normales.

Chance tan solo fumaba un par de veces por semana.

Varias personas le recomendaron los Juul y le aseguraron que eran prácticamente inofensivos para su salud. Después de comenzar a consumirlos a lo largo de 12 meses, Chance pensó que realmente no le producían ningún daño.

“Sentí que algo en mi pecho colapsaba. Como si tuviera un ataque en el corazón”.

Tuvo problemas para dormir y sólo lograba hacerlo si se acostaba del lado derecho. No le dio gran importancia y pensó que se trataría de un simple resfriado. Aprovechó que era su día libre y fue con unos amigos al bowling.

Todo parecía normal, pero cuando le hicieron dar una gran carcajada comenzó a sentir un enorme dolor. Lo llevaron de inmediato a emergencias y antes de darse cuenta ya había 5 cirujanos rodeándolo para darle una noticia muy seria.

“Cuando vez 5 cirujanos piensas que te dirán que tan sólo te quedan unos pocos días para vivir”.

Allí le explicaron que su pulmón izquierdo había colapsado por completo. Tenía que recibir una cirugía de emergencia para insertar un tubo y lograr mantenerlo inflado. La operación resultó un éxito pero una vez que los médicos vieron el estado de sus pulmones quedaron completamente atónitos.

Tenía unas enormes manchas negras y se notaba que habían sufrido muchísimo daño por algo que Chance fumaba.

“Lo que sea que hayas estado fumando te ha dejado estas manchas negras en los pulmones”.

 

Ahora a Chance le queda una larga recuperación por delante pero ha decidido contar su historia para que muchos jóvenes como él puedan tomar conciencia del gran peligro al que se someten con el hábito de fumar Juuls o cualquier otro tipo de cigarros electrónicos.

Comparte esta historia para prevenir que miles de personas sufran los devastadores efectos por los que tuvo que pasar Chance.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!