Un humilde agricultor se convierte de la noche a la mañana en un popular modelo

Si bien estamos acostumbrados a un tipo de belleza llena de estereotipos, no podemos negar que hay quienes tienen algunos rasgos físicos que conquistan no por cómo se ven sino por la serenidad que trasmiten.

Ding Zhen es una de esas personas que rápidamente se convirtió en todo un galán después de que compartieran sus fotos donde se resalta a un joven humilde pero con una genuina belleza que ha conquistado miles de corazones.

El joven rápidamente se volvió popular en las redes.

Ding es un joven de 20 años, vive en Tibet, una región semi autónoma de China, sus días transcurrían laborando en el campo como muchos otros jóvenes de su comunidad.

Este joven galán, cuentan con algunos rasgos que todos consideran tiernamente atractivos. Su mirada y pícara sonrisa lo han convertido en un caballero sin armadura con la habilidad de conquistar a quien quiera.

Actualmente es el embajador de turismo local.

De piel morena, y ojos gris oscuro poco, con un corte de cabello que combina lo tradicional de la zona con un toque de vanguardia, ha llamado la atención de una agencia de viaje que decidió contratarlo como modelo.

El joven posa con ropa tradicional de la zona en la que vive, trasmite la serenidad y humildad de un joven que es feliz en uno de los lugares más misteriosos del planeta.

Después que se hizo popular el volumen de búsqueda en su ciudad natal aumentó en un 620% en solo una semana.

Debido a sus llamativos rasgos lo han calificado como “el monje más bello del mundo”. Aunque no es ningún monje tibetano, el apodo le da un toque de misterio que se acopla a la perfección a los encantos mitológicos que caracterizan su lugar de origen.

Ding solo es un joven agricultor con una belleza poco común que fue visto en el lugar y momento indicado por una reconocida empresa de modelaje.

Fue retratado por una serie llamada “Sonrisas de la Mayor altitud”.

El joven ya ha llamado la atención de algunas marcas de viaje y publicidad como Tencent, quienes viajaron a conocerlo. Su atractivo ha causado que varias marcas internacionales quieran contratarlo.

Ding ha tenido varias propuestas laborales pero finalmente aceptó la de una agencia de viaje de China, quienes le ofrecieron un salario de 350 dólares mensuales, además de costear sus gastos de alojamiento, comida y traslado.

Firmó contrato con una empresa de desarrollo de turismo cultural en la ciudad de Litang.

Ahora que Ding tendrá la atención de los medios, muchos esperan que pueda usar su influencia para solventar los problemas que afectan su comunidad.

La vida de este joven agricultor cambió por completo, deseamos que su sencillez y humildad prevalezcan sobre todas las cosas.

Recuerda que todos tenemos esa luz que nos hace únicos. No dejes de brillar y confía en tu potencial. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!