Un hombre sin hogar entra a una peluquería pidiendo afeitar su barba y sale irreconocible

Cuando hacemos ligeros retoques en nuestra apariencia se nota la diferencia. Un hombre que vivía en condiciones de calle en Brasil, un día entró a una peluquería pidiendo una afeitadora prestada, el estilista decidió hacer algo más por él. El resultado dejó perplejos y conmovidos a los usuarios de las redes sociales.

Necesitaba con urgencia un corte de cabello

A Alessandro Lobo le encantaba cantar, y aprovechaba su talento cantando por las calles de la ciudad de Goiania. Pero en vista de los crecientes contagios por la pandemia tuvo que buscar otra forma de seguir generando ingresos para cubrir sus necesidades.

Pero también tenía muchas cualidades estéticas en lo relacionado con el estilismo y peluquería; así que, no había más nada que pensar, montaría un pequeño emprendimiento y comenzó a probar sus habilidades con los hombres de la zona.

Y justamente cuando abrió su negocio apareció João Coelho, un hombre de cuarenta y cinco años de edad que pasaba sus días errante desde hacía una década en las calles del barrio Setor Marista. El cabello enmarañado y descuidado parecía un enjambre gigantesco en su cabeza.

João se dirigió al dueño del local pidiendo que le prestara una afeitadora para intentar cortar su enorme cabellera y barba. Pero, Alessandro no quiso eso, ya lo había visto pasar hacia un pasar de meses cerca del lugar y pensó en que sería una buena obra darle un cambio total del look al hombre.

«Fue espontáneo. Pasó por la puerta y tenía mucha barba. Pidió una navaja de afeitar. Lo conozco desde hace un par de meses, siempre viene aquí, entonces surgió la idea de darle un cambio de imagen”, dijo el solidario estilista.

Mientras Alessandro maniobraba las tijeras y demás implementos propios de su labor, marañas de cabello caían al suelo. El cabello cortado y bien lavado, y la barba y bigote muy bien trabajados le dieron un aspecto totalmente diferente, parecía otro.

Poco a poco, el verdadero rostro del hombre comenzó a percibirse

Pero eso no fue todo, el emocionado estilista lo vistió con un elegante traje negro y compartió en sus redes sociales las fotografías donde se ve cómo entró al lugar y cómo quedó después del laborioso y estupendo trabajo que fue hecho en su persona.

La transformación fue tan grande que los internautas quedaron sorprendidos, incluso María, la hermana de Joao, quien no lo veía desde hacía varios años y lo encontró por medio de la publicación, se pudo dar cuenta de que se trataba de su hermano.

El cambio fue impresionante

La mujer llegó el 17 de diciembre desde Brasilia para encontrarse con él y con la intención de llevarlo con ella, cuando él la vio la recordó, incluso a sus otros tres hermanos, pero por razones que se desconocen no quiso irse con ellos.

No sabemos qué lo llevó a vivir así, pero debe de tener sus razones. Nunca le faltará el amor”, expresó la hermana.

Esperamos que la vida personal del João cambie para bien como lo hizo con su apariencia física, y se multipliquen las personas como Alessandro que con un poco de cariño hacen tanto bien a las personas que más lo necesitan sin interés alguno.

Comparte esta hermosa historia con todos tus amigos, y hazles pasar un rato bonito.