Un hombre la intercepta en la calle y pasa a ser de limpiadora de casas a modelo de Gucci

Nadie imagina estar caminando por la calle, y que de la nada aparezca la oportunidad del trabajo de tus sueños que cambiará tu vida para siempre.

Es lo que le sucedió a Clara Louise, una joven de 24 años de origen jamaicano, que vivía al este de Londres. Se dedicaba a la limpieza de casas por horas, y una mañana de junio de 2019 se dirigía al gimnasio cuando fue interceptada por un hombre.

Era nada menos que Rob Wilson, el director de una famosa agencia de modelos llamada FOMO Models, quien impactado por su belleza exótica, no dudó en interrogarla.

“Me preguntó si alguna vez había modelado. Dije ‘no’. Yo estaba bastante indiferente al respecto, pero tuvimos una conversación y el resto es historia“, contó Clara Louise.

De inmediato la invitó a ser parte de su agencia. Así, de estar caminando al gimnasio y ser limpiadora por horas, pasó a aparecer como modelo en una campaña de la famosa marca Gucci.

La joven tuvo que desplazarse hasta Roma para grabar la campaña, donde compartió con marcas exclusivas como Primark y Boots, entre muchas otras.

En un abrir y cerrar de ojos, su carrera empezó a avanzar a pasos agigantados, al punto de aparecer en la portada de la revista de moda y belleza, Picton Magazine.

La familia de Clara, de orígenes humildes, incluidos sus padres, tres hermanos y tías y tíos, estaban desconcertados, así como encantados cuando tuvieron la revista en sus manos.

“Tan pronto como vieron la revista, mi mamá estaba emocionada diciendo’ ¡esta es mi hija, esta es mi niña! ‘, Estaba súper contenta“, relató la joven.

Clara estaba alucinada de que se hubieran fijado en ella, no ya por su color de piel, sino por sus pronunciadas curvas y su talla XL, que rompía con los estereotipos tan marcados en el mundo de la pasarela.

Además, estaba sorprendida de que el mundo del modelaje no es tan malicioso como a veces lo pintan.

Ahora ha participado para la campaña 2021 de Gucci, donde pudo compartir junto a estrellas como Billie Eilish y Harry Styles.

«Yo nunca había visto una modelo con curvas, negra, asiática y de minorías étnicas. No pensé que mi look encajara con ese mundo. Entonces siento que estoy allanando el camino y puedo decirles a mis nietos que soy modelo de Gucci“, dijo orgullosa.

Y aunque ha escalado un poco a la fama, reconoce que sigue siendo una chica normal del este de Londres. «Mi madre no permitiría que esa burbuja creciera, la reventaría de inmediato», dijo. «Solo quiero que cualquiera que sienta que su cara no encaja sepa que lo estoy haciendo y lo estoy disfrutando».

«Solo soy Clara, estoy tomando mi energía, mi pasión y mi amor por mí misma, mi cultura, mi etnia, mi cabello y se lo estoy mostrando al mundo. Ojalá a la gente le encante esto, y otras mujeres y hombres vean a una chica negra que es versátil y única, y que me amo a mí misma“, concluyó.

Comparte la asombrosa historia de esta mujer que pasó de ser limpiadora de casas a modelo de Gucci. Ojalá que otras firmas tomen este ejemplo para derribar tantos estereotipos sobre la apariencia física y la figura.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!