Un hombre de 28 años fue arrestado por abusar sexualmente de la hija de su novia, de 7 años

Los monstruos pueden estar en cualquier parte, incluso en nuestro hogar donde se supone que estamos protegidos. Y fue un encuentro con su monstruo personal lo que tuvo que pasar una pequeña niña de Carolina del Norte el 21 de julio de este año.

Una mujer de esta misma localidad salió a su turno en su trabajo dejando a su hija de solo 7 años de edad, junto a sus 3 hermanos, con su novio de 28 años, Brentley Jason Breyers. Por supuesto, esta madre no sabía que estaba cometiendo un terrible error.

Ya que esta madre tenía un largo turno, ella se ausentó desde el viernes en la mañana hasta el día sábado por la tarde para conseguirse con lo que podría ser la peor pesadilla de cualquier mujer.

Al entrar a su casa, encontró a su hija de 7 años sentada en una silla cubierta de sangre mientras su novio, padre de dos de sus cuatro hijos, estaba durmiendo en el sofá.

La niña en medio de aquel terrible suceso, afirmó que al hombre al que le decía “papá” había sido el causante de sus heridas. Por lo que esta madre acudió inmediatamente a teléfono para solicitar ayuda urgente.

En la casa solo se encontraban dos de los niños junto a Brentley, su “padre”. Durante del día anterior, unos familiares habían ido a buscar a los dos niños faltantes, por lo que las autoridades sospechan que la tragedia ocurrió durante la noche, cuando había menos gente en la casa.

Cuando finalmente llegó la ayuda, encontraron evidencias de abuso sexual en la niña, las heridas que presentó eran de tal magnitud, que necesitaría cirugías para mitigar el daño causado por Brentley.

VER TAMBIÉN:  ATERRADOR - Se tropezó dentro del ascensor y perdió su pierna atrapada entre las puertas

Después de presenciar el resultado de las acciones de este depravado sexual, la policía empezó con la búsqueda de evidencias para poner tras las rejas a Brentley lo más rápido posible. Las indagaciones los llevaron a la ropa del hombre con pruebas incriminatorias y, en su lavadora, lo que parecía un intento del violador por ocultar su crimen.

Ahora, Brentley se enfrenta a una larga vida en la cárcel en Carolina del Norte, donde se toman muy en serio los casos de abusos sexual a menores, con una pena no mínima a 25 años en prisión, junto a una fianza de un millón de dólares.

Daily Mail / The Sun

Este hombre rompió la confianza de una niña llevándose con él su inocencia y llegando a ser el más temible de los monstruos.

¿Crees que la condena es justa a cambio de todo lo que ha perdido esta pequeña niña y de todo el daño que cargará consigo de por vida? Déjalo en los comentarios y no olvides compartir.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!