La verdad del hallazgo del perro momificado atrapado dentro de un árbol desde hace 50 años 

Durante el último siglo han sido grandes los descubrimientos paleontológicos hechos por cientos de personas alrededor del mundo, y mayor ha sido su asombro al ver cómo sin utilizar ningún proceso químico se han podido conservar especies extintas hace millones de años en perfecto estado.

La naturaleza no deja de asombrarnos cada día con su perfecto equilibrio cuando se trata de conservar algo. Este caso se trata de un perro momificado que fue encontrado en Georgia en el interior del tronco de un árbol de 20 años por un grupo de leñadores.

Este perro fue bautizado como Stuckie y fue descubierto en 1980 cuando los leñadores de la Corporación Kraft cortaron el roble en troncos. 

De acuerdo con algunos medios, el perrito falleció dentro de él sin poder liberarse y su desesperación lo volvió loco, por eso tiene esa expresión; se puede ver enojo ya que se encontraba en una posición muy incómoda, cuando lo encontraron el animal había quedado momificado en la misma posición que había perdido la vida y de acuerdo con las personas que lo encontraron ocurrió debido a que el perro perseguía un mapache.

Este árbol llamó mucho la atención de los leñadores porque estaba hueco y no expedía ningún olor, pero mayor fue el asombro de ellos cuando visualizaron la imagen de un perro momificado perfectamente dentro de aquel tronco.

El perro de caza momificado estaba alojado en un tramo hueco cerca de la copa del árbol, y ahora es considerado la principal atracción en Forest World, un museo de árboles en Waycross, Georgia.

Según información suministrada por el museo, el cuerpo de Stuckie no se descompuso gracias a la corriente ascendente de aire que circuló dentro del tronco evitando que mal olor del cuerpo sin vida.

El aire pasó a través de un sistema de ventilado natural dentro del árbol, evitando los malos olores, insectos y otros organismos que se alimentan de animales muertos. Esto permitió que el proceso natural de descomposición fuese aprovechado por la madre naturaleza. 

La forma en que el perro se momificó dentro del árbol en lugar de descomponerse es lo que más resaltó en este hallazgo. Stuckie fue objeto de estudios por el perfecto estado de conservación en el que se encontraba. 

Facebook

Para muchos expertos este caso puede repetirse en cualquier lugar del mundo con especies que desaparecieron hace millones de años.

Por ahora Stuckie es visitado por miles de personas que no saldrán de su fascinación al ver la manera natural de cómo quedó atascado en el árbol y cómo la naturaleza realizó delicada y perfectamente el proceso de momificación.

Es genial ser testigo de esta maravilla de la naturaleza. Comparte la historia de Stuckie, quien es la atracción principal en el museo del árbol de Waycross en Georgia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!