Un enfermero se acerca a un paciente de COVID-19 con Síndrome de Down sin saber que lo veían

Los sanitarios tienen un gran compromiso con su labor, en sus manos está la vida de los pacientes que reciben su atención cuando su estado de salud se ve afectado. La mayoría de los médicos y enfermeras trabajan con empatía y sensibilizándose por el sufrimiento de las personas que necesitan de sus servicios.

Tal como lo demostró un enfermero de Brasil que pasó del anonimato a ser conocido por miles de personas en el todo el mundo desde que sus fotos se difundieran en las redes.

Se trata de Raimundo Nogueira Matos, de 38 años, quien atendía a, Emerson Junior, un paciente de 30 años con Síndrome de Down diagnosticado con COVID-19 que estaba muy nervioso y no comprendía que necesitaba que le administraran oxígeno.

Ante el temor del paciente y su condición especial, él no dudó en consolarlo con un abrazo que le transmitiera calma.

Para Raimundo lo más importante era hacerlo sentir seguro mientras le daba el oxígeno que requería para estabilizar sus valores.

El enfermero fue captado en unas fotografías que no demoraron en hacerse virales cautivando a todos con su amoroso gesto. El hecho sucedió en el hospital de Caapiranga, en el estado de Amazonas, Brasil.

Emerson estaba muy asustado al conocer su diagnóstico, y presentaba dificultades respiratorias causadas por el coronavirus, pero no comprendía que era determinante que se coloca la mascarilla de oxígeno para mejorar su condición.

“Como el paciente es especial, no entendía la importancia del tratamiento. Estaba muy ansioso, entonces él me abrazó, lo abracé y conseguí tranquilizarle”, relató Raimundo a un medio de comunicación local.

La reacción del enfermero para darle consuelo a su paciente es muy conmovedora y admirable, mostró hacer su trabajo con amor verdadero hacia el servicio que ofrece con sus conocimientos, sacrificio y largas jornadas.

Pero a muchos lo que más les llamó la atención fue que a Raimundo no le importara abrazar a su paciente contagiado de COVID-19.

“Sé el riesgo que puedo correr. Pero como él es un paciente especial, necesitaba mucho cariño”, dijo el enfermero.

Las imágenes fueron captadas por una paciente del hospital Caapiranga y fueron compartidas en la página de Facebook del Centro de Apoio Geriátrico en Brasil.

“Una escena que ilustra una profesión que salva vidas todos los días. Un enfermero abraza a un paciente con Síndrome de Down para calmarlo. Gracias al abrazo pudo ponerse la máscara de oxígeno. Gracias a gestos como este es que la gente cree que todo va a estar bien”, dice la descripción de la foto difundida en la página de la residencia de mayores.

En Brasil, en las últimas semanas, Manaos, capital del estado Amazonas, ha sufrido los estragos de la propagación masiva del virus, sus instituciones sanitarias están colapsadas y no hay suficiente oxígeno para tratar a los pacientes con coronavirus.

Un sector de la población cuestiona la gestión del presidente Jair Bolsonaro ante la pandemia.

Hasta el momento se han registrado en el país sudamericano 8,93 millones de contagios y 219 mil fallecidos.

La actitud de este enfermero hace recuperar la esperanza en medio de tantas dificultades, no te vayas sin compartirlo.