Un despistado padre actúa desesperado buscando a su bebé que debería estar en el carrito

No es un secreto para nadie que el uso del teléfono móvil se ha convertido en una adicción para la mayoría de las personas, es muy común ver a la gente a nuestro alrededor usando este dispositivo en la calle, en el ascensor, en una sala de espera, incluso van al baño con él.

En algunos casos, el uso excesivo del teléfono móvil ha tenido consecuencias negativas, la incidencia de accidentes de tránsito ha aumentado por la distracción de los conductores frente a la pantalla.

Los transeúntes que caminan por las calles con la mirada puesta en su teléfono móvil están expuestos a tropezar, ser arrollados y sufrir accidentes por no prestar atención a su entorno.

Es importante saber reconocer cuándo se está usando en exceso el teléfono móvil, esta puede ser la causa de trastornos de sueño, ansiedad, falta de concentración en la rutina diaria, problemas con la interacción social y familiar, entre otros.

Recientemente, la cámara de seguridad de una calle de China grabó el momento en el que un hombre reaccionó desesperado porque pensó que había olvidado/perdido a su bebé, que presuntamente debería estar acostado en el carrito que tenía junto a él.

El uso del teléfono pudo afectar su atención, ya que estaba concentrado en su pantalla mientras movía el carrito de su hijo que realmente estaba sosteniendo con sus brazos.

Repentinamente, dirigió su mirada hacia el carrito y cuando se percató de que estaba vacío se desesperó, pensó que su bebé se había perdido.

El bebé estaba en el pecho de su papá, que vivió segundos de terror y angustia pensando que había desaparecido sin que lo notara.

El vídeo que apenas dura 23 segundos no tardó en hacerse viral desde que se difundió en las redes, en las escenas se aprecia cómo el hombre da vueltas por donde estaba buscando a su hijo, hasta que finalmente se percató de que estaba en su pecho, sonrió y le dio unas suaves palmadas.

A pesar de que los especialistas recomiendan que se disminuya el uso de los dispositivos inteligentes en los niños, también deberían aconsejar que los padres moderen este hábito.

El uso del teléfono móvil en exceso puede tener consecuencias muy negativas e incluso causar daños irreversibles.

Posiblemente este padre jamás olvide este momento tan aterrador en el que pensó que su hijo había desaparecido a pesar de que estaba bajo su cuidado. Todos los padres se habrán sentido identificados con esta experiencia.

Las escenas han dado mucho de qué hablar invitando a todos a la reflexión, sobre todo, cuando se tienen niños a cargo hay que ofrecerles vigilancia de manera permanente porque bastan segundos para que ocurra un incidente. Compártelas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!