Un decepcionado padre entrega a la policía a su hijo de 13 años al ver lo que hizo en Facebook

Si alguien nos dice que un adolescente fue llevado a la policía por cargos de vandalismo, nadie se sorprendería demasiado. Sin embargo, el caso de un chico llamado Lucas resulta bastante peculiar por una razón.

Su padre, Arthur Ord se encontró profundamente decepcionado con las acciones de su hijo; así que decidió que él mismo lo entregaría a las autoridades para que aprendiera una valiosa lección.

Lucas tiene actualmente 13 años.

Todo comenzó porque Lucas y unos amigos publicaron un vídeo en Facebook en donde se jactaban de dejar una parada de autobús completamente arruinada.

En cuanto las imágenes llegaron a Arthur quedó impactado y sabía muy bien que debía tomar serias medidas con su hijo.

No sólo se había dedicado a hacer un inaceptable daño a la propiedad pública; sino que también había acudido a las redes junto a sus amigos para poder hacer alarde del asunto.

“Estoy muy triste de que uno de los responsables sea mi hijo. Debo pedirles perdón por su comportamiento. Esto no fue lo que yo le enseñé”.

Arthur se aseguró de que su hijo confesara la verdad a las autoridades y acudió a su perfil de Facebook para disculparse con sus vecinos y demostrar que estaba sumamente avergonzado del comportamiento de Lucas.

Además de llevarlo a la policía, Arthur aseguró que las cosas en la casa cambiarán seriamente y que no descansará hasta asegurarse de que su hijo aprendiera la lección.

“Está en una edad muy difícil. He llegado a preocuparme porque si no recibe una dura lección no sé hasta dónde llegará.

Las palabras de Arthur dejaron a todos completamente en shock. Muchos comenzaron a contactarlo y a comentar lo sucedido para felicitarlo por su profunda vocación de padre.

El hombre de 51 años asegura que ya llevaba un par de meses preocupado por el comportamiento de Lucas y que al ver esto comprendió que era hora de dedicar más tiempo para su educación.

“Tenía que hacer algo antes de que fuese demasiado tarde. No permitiré este tipo de comportamiento ni que evite tomar responsabilidades por lo que hizo”.

La policía entrevistó a Lucas y él se declaró culpable por haber arruinado la parada. Los otros compañeros de Lucas que también participaron en la agresión no se han dado a conocer; pero Arthur prefiere concentrarse en la educación de su propio hijo.

 Ahora el caso de Lucas será referido al Servicio de Vandalismo Juvenil.

La adolescencia puede resultar una etapa difícil pero gracias al incansable trabajo de su padre, Lucas se encuentra en las mejores manos posibles. Comparte este castigo que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!