Un cliente de Starbucks reacciona para defender a un hombre sin hogar del trato de los empleados

Todos somos seres humanos enfrentando alguna dificultad, de modo que una simple sonrisa y un trato educado pueden significar mucho para alguien que se encuentre en medio de un momento difícil.

Sin embargo, esto es algo que un par de empleados de Starbucks no tuvieron en cuenta cuando un hombre sin hogar llegó a su local.

La escena tuvo lugar en un Starbucks de Essex en Inglaterra.

Sajid Kahhllon se encontraba en un Starbucks cuando se topó con un hombre que revisaba la basura en un desesperado intento de conseguir comida.

Se veía que no tenía hogar y que necesitaba un poco de ayuda; así que Sajid se acercó a él y le ofreció comprarle algo de comer. El hombre, sumamente aliviado, le agradeció con una débil voz y se dispuso a sentarse en una mesa para poder disfrutar de su comida.

“Le compré un sandwich y una torta de chocolate para que pudiera comer tranquilamente”.

Sin embargo, esto no fue posible. La presencia del hombre resultó una molestia para uno de los empleados. Segundos después de que el hambriento señor comenzó a disfrutar de su sándwich, uno de los camareros se acercó hasta allí respaldado por una guardia de seguridad.

Finalmente Starbucks hizo un comunicado para disculparse por lo sucedido.

Le dijeron que las políticas de la empresa simplemente prohibían que alguien como él comiera en el restaurante. Por suerte, el buen samaritano que lo había ayudado todavía se encontraba allí y se acercó para defenderlo.

“¿Cuál es el problema? Yo pagué 10 dólares para que él pudiera comer”.

El hombre se encontraba tan confundido que a duras penas decía una palabra. Parecía que sólo quería disfrutar de su comida; pero el empleado de Starbucks insistía una y otra vez en que debía irse de allí lo más pronto posible.

Sajid, que fue quien grabó lo sucedido; insistió en que debían tratarlo con un poco de respeto y les pidió que al menos lo dejaran terminar su comida.

“Es probable que esa sea la única comida del día de este pobre hombre y no lo dejaron comer en paz”.

El vídeo se dio a conocer a través de las redes sociales y usuarios de todo el mundo se manifestaron para decir que se sentían profundamente decepcionados por el indignante trato que los empleados dieron al hombre. Después de todo, él no hizo más que permanecer callado mientras intentaba disfrutar de su comida.

¿Acaso no es humano?”.

Levantamos la voz en contra de este comportamiento tan injusto. Nunca sabemos cuándo podríamos ser nosotros mismos los que nos encontremos en medio de una situación tan difícil y en búsqueda de un poco de alimento.

¿Qué opinas de las medidas de los empleados? Comparte esta nota para apoyar la discusión sobre un tema tan importante como el respeto a los demás.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!