Un bebé de 11 meses sobrevive al accidente en el que mueren sus padres y nadie lo ha reclamado

Millones de familias se han visto obligadas a abandonar su país de origen para buscar una mejor calidad de vida en otro destino, conformándose con poder salir a la calle sin miedo a la inseguridad; alimentarse, contar con un sistema sanitario que funcione y con educación para sus hijos, luchan por hacerse un lugar en otra nación.

La población venezolana ha tenido que emigrar masivamente incluso caminando durante días para llegar a los países cercanos huyendo del hambre, de la inseguridad y los estragos de la crisis histórica que ha causado la dictadura.

Los padres de Oliver Toro Chacón, de 11 meses, viajaron a Argentina para ofrecerle una mejor calidad de vida y lamentablemente el destino los sorprendió con un desenlace fatal.

La familia sufrió un accidente en el que el único sobreviviente fue el pequeño Oliver. El vehículo marca Citroën, Berlingo de color vino tinto en el que se trasladaban colisionó contra un auto y contra un autobús a la altura del kilómetro 105 de la Ruta 9 en Zárate, Buenos Aires.

Raúl Eduardo Toro, Mileidys Mariana Chacón Sánchez y su madre Cecilia Sánchez de Chacón, perdieron la vida. La abuela materna de Oliver usó su cuerpo para protegerlo y el niño sobrevivió.

Fue trasladado al Hospital de Zárate con una fractura de fémur.

De acuerdo con la reconstrucción del siniestro hecha por los investigadores, el vehículo en el que viajaba la familia terminó en el otro carril tras colisionar contra un Volkswagen Voyage y en la maniobra perdió el control impactando contra un autobús Scania de la empresa 20 de junio que venía en sentido contrario.

El conductor del autobús involucrado en el accidente sufrió heridas leves, y los 20 pasajeros de la unidad de transporte salieron ilesos, así como quienes viajaban en el otro vehículo.

Los padres y la abuela de Oliver fallecieron en el acto, cuando los paramédicos llegaron al lugar encontraron al niño con vida que fue trasladado al hospital donde todavía permanece ingresado.

El doctor Reinaldo Rodríguez, fue el pediatra de guardia que atendió al niño y que pidió ayuda para ubicar a otros familiares del menor. Instó a quienes tuvieran información a comunicarse al teléfono 03487 42-2300 atendido por la trabajadora social Rossana Babba.

La noticia causó conmoción, nadie se comunicó al número suministrado para reclamar al bebé que está bajo la tutela del Servicio Local de Promoción y Protección de Derechos del Niño. En caso de que ningún familiar acuda para hacerse cargo, podrían trasladarlo a un albergue de menores cuando se recupere.

La directora del hospital Virgen del Carmen en el que está ingresado Oliver, Alejandra Martínez, ofreció declaraciones a los medios de comunicación:

“El bebé estaba en el huevito de transporte, que lo salvaguardó. Además, uno de los adultos, que fue su abuela, puso su cuerpo para protegerlo. Eso se veía en la escena”, dijo la doctora.

Asimismo, comentó que la lesión de Oliver es menor frente a la magnitud del siniestro que les costó la vida a sus progenitores y a su abuela materna. Sin embargo, resaltó que está afectado psicológicamente.

“Lo emocional también juega. Él no ve caras conocidas, ni siente olores conocidos. Es muy duro. No se va a acordar del accidente, pero se a constituir en un trauma que va a quedar en su inconsciente y lo va a tener que elaborar. La pérdida de sus padres, de su familia, esto pasa a ser parte de la historia que lo va a constituir como sujeto”, dijo la doctora.

El doctor Reinaldo Rodríguez, el pediatra de guardia que recibió al menor en urgencias, también es de nacionalidad venezolana y decidió ayudar a encontrar a sus parientes.

Este miércoles el niño recibirá el alta médica. “Los papás eran nacionalizados argentinos, y el bebé es argentino. Hubo un trabajo muy importante de la trabajadora social nuestra, que se movió para buscar los vínculos más cercanos del niño. El juzgado le dio la guarda del niño a una familia amiga de los padres que se hará cargo de él temporalmente”, agregó Alejandra.

La fiscal Andrea Palacios, solicitó a los familiares de los fallecidos en el accidente que se comuniquen con la comisaría local.

Se pudo conocer este miércoles que una familiar de la pareja que reside en Chile, pidió al gobierno de Argentina que autorice su entrada al país a uno de los familiares residentes en Venezuela.

Debido a las restricciones establecidas por la pandemia, las fronteras del país sudamericano permanecen cerradas.

Imagen del pasaporte del padre del menor

En Estados Unidos reside un tío de Oliver que por temas legales asociados a su residencia no puede salir del país. Los hermanos de la madre del menor se encuentran en Venezuela y dependen de la autorización del gobierno argentino para poder viajar.

El tío del menor hizo un llamado al canciller Felipe Solá para que gestione la solicitud de la familia. La madre de Oliver tiene una hermana gemela y la familia asegura que es la persona indicada para hacerse cargo de él en Venezuela.

Imagen del pasaporte de la madre del menor

En medio de esta experiencia tan dolorosa, se espera que pronto los familiares del niño puedan viajar a Argentina para reencontrarse con él y darle la protección y consuelo que tanto necesita. Comparte esta noticia.