Un avión aterriza con una pasajera que no tenía cuando despegó ante el asombro de todos

Nereida Araujo es una joven de origen cubano que en la pasada festividad de Acción de Gracias, en Estados Unidos, viajaba en el vuelo 868 de American Airlines desde Tampa, con destino a Pensilvania.

La mujer estaba embarazada de 38 semanas pero aun así obtuvo el permiso de la aerolínea y de su médico para viajar, el vuelo sería de apenas 1 hora y media de duración y ya que su abuela con cáncer estaba en sus últimos días, quería pasar con ella durante las fiestas.

Antes de llegar a su destino final, el avión aterrizaría en Charlotte (Carolina del Norte)

Pero resulta que justamente 20 minutos antes de tocar tierra, Nereida sintió un “estallido” en la parte baja de su espalda, que anunciaba lo que sería la rotura del saco amniótico, sin darse cuenta que en breve estaría dando a luz.

“Estaba durmiendo y me sentí como un estallido en la espalda baja. Simplemente me sentí líquido y desperté a mi esposo. Cuando fui al baño es que sentí los dolores del parto”, relató Nereida.

Así que en medio del caos que puede suponer tener a una parturienta en pleno vuelo, afortunadamente el angelito que estaba por nacer tuvo consigo a muchos ángeles más en ese momento para ayudar a Nereida: paramédicos, enfermeras, su familia, los pasajeros…

Lizyana Sky Taylor vino al mundo nada menos que en un avión, en perfecto estado de salud pesando casi 3 kilos

“Baby Sky decidió llegar al mundo en un avión. Mami lo manejó muy bien. Gracias a todos los que nos ayudaron con amor y cuidado”, escribió Nereida en su red social.

El capitán del avión, como ya sabía de la emergencia, había solicitado la presencia del personal médico necesario en la pista de aterrizaje. Se unieron también efectivos del Cuerpo de Bomberos, y trajeron al mundo a una bebé sana, hecho que fue aplaudido por todos los pasajeros.

Nereida, por su parte, no podía estar más agradecida. Aunque no se libró de las críticas de quienes la señalaron por haber volado con un embarazo tan avanzado.

Después la madre y la pequeña fueron llevadas al hospital para verificar que estuvieran fuera de peligro, donde se recuperaron de maravilla.

“Quiero agradecer a todos y al piloto que estaba al mando del vuelo 868 de American Airlines, sobre todo a la enfermera que estaba a bordo, ella realmente me hizo sentir muy amada y especial, todo pasó tan rápido. Realmente tuve personas increíbles a mi lado”, escribió Nereida mencionando a su pareja, su hermana, sus hijos y familiares que estuvieron ayudándola.

“También a todas las personas con comentarios negativos espero que todos tengan un hermoso día de Acción de Gracias. Abuela Shirley Fisher, vamos para allá y vas a llegar a conocer a la bebé”.

Luego fue sorprendida incluso con un regalo de parte de American Airlines

Aquí puedes conocer más detalles del increíble parto de la pequeña llamada Sky en honor a las circunstancias de su nacimiento (en el cielo)

Comparte con el mundo la alegría de esta madre de haberse visto bendecida por personas maravillosas en el momento justo que hoy le permiten celebrar el don de la vida de su hija.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!