Un angustiado niño de 8 años le advierte a Papá Noel que tenga mucho cuidado al entrar a su casa

Los cambios que sufre el mundo desde la propagación de la pandemia de coronavirus nos han afectado a todos, para los niños ha representado un desafío durante el confinamiento permanecer aislados en sus viviendas.

Enlaces patrocinados

Además, perderse la oportunidad de asistir a la escuela para continuar día a día con su proceso de formación mientras se relacionan con otros niños ha sido en muchos casos devastador.

Pero como dicta la naturaleza de los más pequeños, se mantienen resilientes, nobles y empáticos ante los cambios al conocer la importancia de protegernos del virus.

A estas alturas la mayoría de los niños tienen muy claras las medidas de protección que necesitamos cumplir para prevenir los contagios con la esperanza de que pronto, todo vuelva a la normalidad: las clases, los abrazos, las celebraciones en familia, los paseos al parque y todas las cosas que ahora valoramos tanto.

Por eso Hugo, un niño de ocho años de Noia, A Coruña, cuando escribió su carta para Papa Noel, no se olvidó de pedirle que cumpla con las normas de seguridad cuando entre a su casa.

El sensible niño que está al tanto de la realidad del mundo no pidió juguetes ni regalos materiales, sino “libertad y salud” para todos.

Enlaces patrocinados

En su carta advirtió a Santa: “Echa gel al entrar y ponte la mascarilla, por favor”.

Para Hugo lo más importante es que la pandemia termine, por eso le ruega a Papá Noel: “Que se acabe el coronavirus”.

Lidia Moledo, la madre de Hugo, explicó, después de que la carta se hiciera viral, que su hijo tiene temor de que Papá Noel entre en su casa sin usar mascarilla y los ponga en peligro de contraer el virus.

“Hugo da a entender que prefiere que no entre a su casa sino está protegido”, dijo Lidia muy emocionada por el impacto que ha tenido la carta de su pequeño.

La madre agregó que Hugo desde hace tiempo, sobre todo desde su cumpleaños, reza para que el virus termine. “Pasó su cumpleaños encerrado y cuando pidió el deseo, fue que terminara el COVID-19, al que llamó ‘el bicho’.

Enlaces patrocinados

Muchos niños reanudaron las actividades escolares presenciales, pero con medidas de seguridad, algunos tienen las orejas adoloridas porque permanecen con la mascarilla y solamente se relacionan con su “grupo burbuja”, y fuera del recinto escolar siguen protegiéndose.

Todos los días, Hugo y sus hermanos: su gemelo Julio, y Lucía, su hermana de 11 años, lo primero que hacen al llegar a casa es despojarse de su ropa para que sea lavada y se duchan.

“Siempre les hemos hablado claro sobre la pandemia y las normas que recomienda Sanidad. Prestan mucha atención a las noticias”, dijo la madre.

Enlaces patrocinados

“Tienen mucho miedo de contagiarse, siguen al pie de la letra las normas. Nunca hizo falta decirles que se pongan la mascarilla o se laven las manos, al contrario, tenía que decirles que no se las lavaran tanto porque se les estaba lesionando la piel de tanto hidrogel y jabón”, dijo Lidia.

Los tres hermanos asisten al colegio CEIP Felipe de Castro, donde esta semana se ha reportado un caso positivo, lo cual refuerza sus medidas de seguridad porque en su familia hay muchos pacientes de riesgo.

Los niños no visitan desde marzo la casa de sus abuelos para protegerlos, aunque se las han ingeniado para verlos, a través de ventanas, incluso reciben chuches que les lleva su abuelito por medio de una caja y una cuerda que finge como polea.

Así como Hugo, a su corta edad, teme por la seguridad de su familia a pesar de que eso restrinja la visita del tan esperado Papá Noel, todos debemos seguir su ejemplo.

Cuidarnos y cuidar a los demás, es un acto libre de egoísmo que debe ser la prioridad. Comparte esta noticia.

Enlaces patrocinados
¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!