Tuvo el descaro de llevar a su novia a una cita romántica en las instalaciones de Tinder

El lugar donde una pareja se conoce se recuerda con un cariño especial. Cuando se quiere evocar el momento, suelen ir al sitio donde se vieron por vez primera. ¿Y qué cuándo se conocen virtualmente por medio de una aplicación?, toca hacer lo que un novio con su chica que contactó por Internet.

Annika de 20 años, y su novio, Wyatt, de 24 años forman una linda pareja que disfrutan pasando tiempo juntos. Les encanta hacerse bromas, les gusta los viajes, y tienen debilidad extrema de usar siempre Crocs en sus pies.

¡Bastante afinidad en la pareja!, bien por ellos. No se conocieron de la manera tradicional, es decir ningún amigo los presentó, no se tropezaron en un centro comercial, ni se les cayó algo al piso y el otro lo recogió y al entregárselo lo miró a los ojos, no, no fue así.

Un día cada uno por su lado, descargó la popular aplicación Tinder en su móvil. Se encontraron y arrastraron su foto a la derecha, como se hace cuando alguien te agrada, de inmediato hicieron match, y listo, se contactaron.

Por eso Wyatt, quiso tener un detalle bonito con su novia y darle una sorpresa. La llevaría al sitio donde comenzó todo, las instalaciones de Tinder, pues allí fue que se conocieron, ¿o no? Y allí estaban, frente a la oficina central de Tinder.

Las fotos de los sonrientes son un poema, aunque no es precisamente el sitio más romántico del mundo, pero la intención es lo que cuenta. Annika estaba sorprendida.

“Hemos estado juntos unos dos años. Ambos éramos de Clovis, California, y coincidimos con Tinder. Estábamos en Los Ángeles para un concierto de Belmont y cuando caminábamos hacia el lugar vimos el cartel de Tinder y fue su idea tomar la foto”, comentó la sorprendida novia.

Pero los enamorados aprovecharon al máximo su viaje y fueron a disfrutar a la banda de pop punk Belmont en Los Ángeles.

Wyatt subió las fotos a las redes sociales, aunque por el rostro de la chica, tal vez no era lo que esperaba. Pero acostumbrada a las bromas entre ellos, se lo tomó súper bien y disfrutaron su viaje. Así que, después de la foto, fueron a un concierto en el famoso lugar de Sunset Strip, The Roxy Club.

En cuanto a Tinder, la chica recomienda la aplicación, pero con precaución, aunque ella tuvo mucha suerte.

“Siempre recomiendo Tinder a mis amigos cuando quieren conocer a alguien, pero les digo un millón de veces que tengan cuidado, porque puede ser inseguro. Simplemente funcionó muy bien para nosotros”.

Ya ven, una relación que nació de lo virtual se convirtió en una historia de amor real. ¡Bravo por esta parejita, y que siga creciendo ese amor!

Comparte esta divertida historia con todos tus amigos y conocidos. Y, ¿Por qué no aprovechas y te registras?, quien sabe si allí está tu media naranja.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!