Tuvieron que amputarle sus extremidades para salvarle la vida y así venció todos los pronósticos

La inocencia de los niños es la pureza de espíritu que fortalece el alma. Definitivamente hay mucho que aprender de los más pequeños.

Harmonie-Rose Allen, es una pequeña princesa de Bath, que contrajo meningitis B cuando tenía 10 meses de edad.

Lamentablemente el daño fue tan extremo que causó la muerte de los tejidos de sus extremidades y hubo la necesidad de amputarle sus piernas y brazos para salvar su vida.

En el caso de Harmonie, ella desarrolló una septicemia meningocócica, lo que significa un envenenamiento en la sangre causada por el germen de la meningitis.

ADVERTENCIA: LA SIGUIENTE IMAGEN PUEDE HERIR SENSIBILIDADES

Un día notamos que tenía una enorme mancha azul en la nariz e inmediatamente supe que era meningitis”.

Sus padres, Freya Hall y Ross Allen comentaron que fueron momentos muy dolorosos y terribles. Los médicos le informaron que su hija tenía sólo un 10 por ciento de posibilidades de sobrevivir. 

El caso de Harmonie fue uno de los peores casos de meningitis que habían visto los médicos. Su madre dijo que fue muy desbastador ver a su pequeña sufriendo sin poder hacer nada.

Los médicos decidieron trasladar a Harmonie al Bristol Royal Hospital for Children, para operarla con el doctor Fergall Monsell, cirujano pediátrico.

El cirujano informó a los padres que las amputaciones debían realizarse a nivel de las rodillas y los codos porque el tejido que se encontraba debajo de ambas rodillas y ambos codos estaba muerto.

Después de un fuerte tratamiento esta pequeña se recuperó.

Realmente esta pequeña “gran” guerrera es un milagro de la vida.

Ella pudo haber perdido sus extremidades, pero jamás perdió las ganas de luchar por su segunda oportunidad de vivir… ¡Es un gran ejemplo para el mundo!

VER TAMBIÉN:  Se atrevió a ir a una piscina tras perder 180 kilos y fue víctima de crueles burlas

Su madre comentó que cuando llegaron a casa fue muy impactante ver los juguetes que habían comprado para su primer cumpleaños. Todos eran asociados a caminar. Sin embargo, estaban muy agradecidos por tenerla de vuelta.

Sus padres decidieron compartir los avances de su guerrera. Es una niña que cada día despierta con un brillo en la mirada que ilumina el día de quien comparte con ella su curiosidad e inquietantes ganas de ser cada vez más independiente.

Ella está aprendiendo alimentarse por su cuenta. Le encanta escoger los juguetes con los que pasará un buen rato de diversión.

Inició sus primeras terapias de rehabilitación en Bristol Centre for Enablement para aprender a caminar con sus prótesis. Su progreso ha sido maravilloso.

Su madre está muy encantada por todos los avances que ha presentado su hija. Ha sorprendido a muchos con todas las actividades que es capaz de hacer por sí sola.

Puede pintar, dibujar, alimentarse, resolver acertijos, puede hacer realmente todo lo que dude que haría termina haciéndolo. Ya puede subir las escaleras”.

Su madre reconoció que nunca pensó que ella hiciera la mitad de lo que hace ahora. Está segura de que seguirá haciendo cosas increíbles.

Una de las actividades que Harmonie adora realizar es nadar.

Sus padres tienen la esperanza de que eventualmente su hija tenga la misma libertad de movimiento con sus prótesis tal como lo hace en el agua.

Hannah Pentin, quien la asiste en su aprendizaje para caminar comenta que cuando Harmonie viene a una cita sabe que realmente será un encuentro positivo. Siempre la deja impresionada por la capacidad que tienen para aprender.

Daily Mail

Sus padres están muy orgullosos de su hija, comentan que es una niña increíble. Simplemente se lleva bien con todos, tiene una personalidad luchadora, extrovertida y atrevida.

VER TAMBIÉN:  Los 10 mejores países del mundo según Cassie de Pecol, la primera mujer en recorrerlos todos

Harmonie no se da por vencida, ni se frustra y disfruta cada día a máximo. Comparte la historia con tus amigos de esta pequeña, pero “gran” guerrera de la vida.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!