Tres hombres en relación poliamorosa hacen historia al convertirse en padres legales de un bebé

Desde hace un tiempo las relaciones poliamorosas han ido cobrando más popularidad. Muchas personas las ven como algo realmente extraño y pocos pensarían en la posibilidad de que puedan formar una familia.

Alan Mayfield ha sido la pareja de Ian Jenkinds desde hace 17 años. Ocho años atrás decidieron darle la bienvenida a Jeremy Allen Hodges y se convirtieron en una relación poliamorosa. Cuando pensaron en ser padres, sabían que enfrentarían un sinfín de dificultades.

Un amigo de Jeremy había congelado una serie de embriones para poder formar una familia. Finalmente lograron su cometido y decidieron ofrecer a Jeremy y a sus parejas el resto de los embriones porque sabían que los tres tenían grandes sueños de convertirse en padres.

Después de pensarlo cuidadosamente, emprendieron la aventura de tener un bebé a través de un vientre de alquiler.

“Sabíamos que nuestros hijos podrían ser juzgados y sufrir tratos injustos. Pero queríamos formar una familia donde lo más importante fuese el amor”, dijo Ian, un miembro del trío que trabaja como Médico.

Los tres recibieron muchísimo apoyo de sus familiares y amigos así que decidieron seguir adelante. Desde antes del nacimiento de la pequeña Piper, emprendieron el camino legal para asegurarse de que los tres podrían aparecer como padres legales de su bebé.

“Al principio, parecía que no nos iban a conceder eso, así que pedimos hablar en la corte y declaramos nuestro punto de vista”, explicó Ian.

Muchos pensaron que algo así sería imposible ya que ninguna pareja poliamorosa había logrado esto. Sin embargo, Ian, Alan y Jeremy estaban dispuestos a luchar.

“Discutimos mucho en la corte. Fue una escena interesante pero llena de mucha tensión”, dijo Ian.

Finalmente, la juez encargada de su caso logró cambiar de parecer y les otorgó la paternidad legal de la pequeña Piper antes de su nacimiento. Esto se ha convertido en una victoria histórica para las relaciones poliamorosas que decidan emprender un camino similar al de estos dedicados padres.

“El amor es lo que le da forma a las familias”, dijo Ian.

Un par de años después, tuvieron otro hijo y repitieron el procedimiento para que todos pudiesen aparecer en su certificado de nacimiento.

Piper y Parker son unos pequeños muy afortunados que nacieron en un hogar donde el amor es lo más importante. Contarán con la protección de tres padres.

Cuando se dio a conocer el importante logro de esta relación poliamorosa, muchos en las redes iniciaron un debate sobre lo sucedido. Algunos no están de acuerdo pero la mayoría los felicita por su gran dedicación y esfuerzo para formar una bonita familia.

¿Qué opinas de estos tres padres? Cuéntanos tu opinión y no te vayas sin dar a conocer este caso que ha dado tanto de qué hablar.