Tres hermanos menores de 6 años son diagnosticados con el mismo tipo de cáncer

Tristen, de 5 años; Caison, de 3; y Carter Rush, de 7 meses, fueron diagnosticados con el mismo tipo de cáncer y sus padres luchan por ofrecerles la mejor calidad de vida mientras son sometidos al tratamiento.

Los hermanos fueron diagnosticados con retinoblastoma, Tristen recibió el diagnóstico en abril de 2014; Caison en octubre de 2016 y Carter en enero de este año.

Angie Rush, madre de los niños, dijo en una entrevista: “Fue sorprendente que los tres recibieran el diagnóstico, pero sabíamos que las posibilidades eran 50/50. Los médicos me dijeron que debido a la mutación genética que causa en retinoblastoma que padezco en ambos ojos tenía altas probabilidades de transmitirlo”.

Cuando Angie tenía seis semanas de nacida fue diagnosticada, hoy está completamente sana tras someterse al tratamiento médico.

Los tres niños reciben quimioterapia una vez al mes, además, les realizan controles oculares y tratamientos con láser.

El doctor Thomas Olson, es el director del programa de tumores sólidos en el Centro Aflac de Cáncer y Trastornos de la Sangre de Children’s Healthcare de Atlanta, confirmó que el cáncer que padecen los niños es hereditario.

“El riesgo cuando tienes retinoblastoma bilateral familiar es transmitirlo. Debido a que la madre tenía retinoblastoma, los bebés fueron examinados al nacer. Aunque Carter fue diagnosticado a los seis meses de nacido, desde el día que nació estaba siendo examinado. Los pediatras verificaron cierto tipo de reflejo en el ojo. Cada vez que haya algo anormal en el ojo, los niños deben ser vistos por un oftalmólogo”, dijo el médico.

Los padres de los tres niños dicen que a pesar de su condición son felices, juegan e intentan tener una vida normal.

“Se llevan muy bien, tienen mucha energía. Tristen es muy dulce, y le encanta cantar. Le encanta la ciencia… esperamos que sea médico algún día. Caison es un poco tímido, pero tiene una gran personalidad y nos hace reír mucho. La personalidad de Carter sigue creciendo, siempre nos sonríe a todos”, dijo Angie.

Angie, y su esposo Aaron luchan para pagar los gastos médicos de sus tres hijos, tuvieron que vender su casa y establecerse en la casa de familiares que les ofrecieron acogida.

Crearon una campaña de recaudación de fondos en la que están recibiendo el apoyo de muchas personas de diversas partes del país.

Hasta el momento han recaudado a través de la campaña en GoFundMe más de 74 mil dólares, casi alcanzado el objetivo de 75 mil.

“El apoyo que recibimos, las oraciones, todo ha sido maravilloso y estamos muy agradecidos”, expresaron los padres.

Esperamos que los niños logren recuperarse igual que su madre de tan dura enfermedad. Afortunadamente están recibiendo la atención médica que necesitan después de su oportuno diagnóstico. Comparte su caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!