Tras soportar durante años el rechazo de la gente, así fue como aprendió a amar su condición

La protagonista de esta historia se llama Ashely Soto, es de Orlando Florida y desde que fue diagnosticada con vitíligo a los once años de edad ha tenido que lidiar con su condición y también con la discriminación de muchas personas que la rechazan por lucir diferente.

Estuvo soportando durante años muchas críticas y comentarios negativos sobre ella, en una oportunidad una inocente niña le preguntó “si se había duchado con lejía” al verla en bikini en la playa.

Ella no pudo contener las lágrimas, se sentía deprimida y le costaba aceptar que ahora su cuerpo estaba repleto de manchas blancas que llamaban la atención de todos. Desde ese entonces comenzó a ocultar su piel.

Ashley ocultaba sus manchas con su ropa y vivía muy atemorizada, tratando de sentirse bien a pesar de su enfermedad.

A los 12 años apareció una mancha en su cuello y fue diagnosticada, un año después las manchas se habían extendido en el 75 por ciento de su cuerpo.

Hasta que un día decidió cambiar su perspectiva desde que a sus 21 años de edad comenzó a apreciar las manchas de su piel como si fueran una obra de arte.


“Nunca aprendí a reconocer la belleza de mi vitiligo hasta que tracé con un marcador negro la silueta de algunas manchas, eso fue lo que realmente me ayudó a ver el contraste de colores de mi piel”, comentó Ashley.

Lo primero que asoció al dibujar sobre su piel fue las formas de un mapa, así que se inspiró en convertirse en un mapamundi y el resultado es genial.

También realizó en su cuerpo “La Noche Estrellada” de Van Gogh, una obra que incorporó en su piel con ayuda de una prima.

VER TAMBIÉN:  Una mujer de 32 años dio a luz a siameses unidos por la pelvis y huyó del hospital horas después

Miles de personas le han manifestado su admiración y apoyo a través de los comentarios en sus fotografías.

Todo cambió para ella desde que asumió esa actitud y aprendió a aceptarse y amarse tal como era, fue así como comenzó a inspirar a muchas personas a través de sus publicaciones. Puedes visitar su perfil de Instagram aquí.

Ashely comparte muchas fotografías en las que parte de su cuerpo se convierte en lienzo para mostrar una grandiosa obra artística llena de magia y color.


“Ahora lo que otros perciben como una imperfección, para mí es algo bello y que debí haber aceptado antes”, dijo Ashley.

El vitíligo se produce cuando las células dejan de producir pigmentación y suele afectar al uno por ciento de la población mundial. Generalmente las extremidades inferiores son las que sufren más daño.

Después de muchos años Ashley se siente segura con ropa corta, comenzó a ponerse desafíos cada día para superar su temor a exponerse a la gente. Primero se propuso dejar de utilizar suéter de manga larga, y así sucesivamente hasta que ya dejó de sentirse insegura.

Ahora está orgullosa de su condición y de poder reflejar obras de arte gracias a ella.

“Voy a seguir creando diferentes piezas de arte con mi piel y espero que pueda inspirar a otros en el proceso”, aseguró Ashley.

Tenemos que promover la tolerancia, el respeto, la aceptación de todos los seres humanos sin importar su condición y luchar por una sociedad más empática y solidaria.

Daily Mail

Ashley tuvo que luchar contra el rechazo de muchos, pero comprendió que si ella se ama a plenitud es suficiente para lograr sus sueños y sentirse feliz. Ahora está ayudando a través de su historia a otros pacientes de vitíligo para que aprendan a aceptarse tal como luzcan porque la verdadera belleza es aquella que no podemos ver.

VER TAMBIÉN:  "Si pudiera recuperar mi pierna no lo haría", la historia de Andy Grant te cambiará la vida

Detrás de las manchas de su enfermedad ella supo encontrar un sentido positivo y lleno de color, esa es una valiosa lección para nuestra vida. ¡Compártela!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!