Tras ser juzgada como «mala madre» responde a quienes la acusan porque su hijo no hace deporte

Vivimos en una sociedad donde cada vez parece más difícil ser padres. El mundo entero parece dispuesto a juzgar las decisiones que alguien tome para los más pequeños de la casa. Hay un sinfín de estereotipos que todos “deben” seguir sin detenernos a pensar si realmente tendrán el mejor impacto.

Kerry vive en Colorado, Estados Unidos.

Kerry Foreman es una madre de familia que ha tenido que lidiar constantemente con esto. Uno de sus hijos no practica ningún deporte y algo tan sencillo como esto parece convertirla en el centro de todas las miradas.

“Parece que la gente no sabe cómo hablarle a tu hijo si él no practica ningún deporte. Una visita al médico, al odontólogo o a las reuniones en la escuela bastarán para demostrarnos esto”.

Kerry siempre ha sido una fiel amante de los deportes. Ella misma practica senderismo y adora pasar tiempo al aire libre. Su hijo participó durante años en varios deportes pero con el paso del tiempo comprendió que lo más importante era que él mismo tomara la decisión.

“Entiendo que los deportes los ayudan mucho. Pero si no les gustan no debemos presionarlos”.

Muchos creen que participar en algún equipo le abrirá las puertas a la Universidad pero en algunas ocasiones parece simplemente algo que los padres imponen a sus hijos.

“Probamos todos los deportes pero ahora dedica su tiempo a cosas que le gustan más. Prefiero ser su apoyo y su guía en lugar de obligarlo a convertirse en lo que los demás esperan de él”.

Cuando cumplió 11 años de edad, Kerry le dijo a su hijo que era libre de escoger si participaba o no en un deporte. Después de todo, hay un sinfín de actividades que pueden resultar más acordes a su personalidad y ayudarlo a conseguir su pasión en la vida. El resultado ha sido maravilloso pero todos la han juzgado.

“La sociedad nos ha enseñado que si los chicos no hacen deporte nunca llegarán lejos”.

Los últimos dos años, el hijo de Kerry se ha dedicado a estudiar todo sobre el espacio. Es su verdadera pasión. Aunque no practique un deporte ha seguido creciendo como persona.

Sin embargo, la dedicada madre se cansó de las constantes críticas que recibió por no tener a su hijo en un equipo y decidió alzar la voz.

“A veces prefieren involucrarse en cosas como robots, estudios sociales, ciencias o cualquier otra cosa. Debemos llegar a conocerlos”.

Es hora de que los padres comiencen a escuchar a los pequeños y no a obligarlos a ser alguien más.

¿Crees que todos los niños deben practicar un deporte durante años? Cuéntanos tu opinión y comparte la valiosa reflexión de Kerry.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!