Tras ser brutalmente agredida por su novio publicó sus fotos en Facebook para pedir ayuda

Resulta absolutamente inaudito que día tras días aparezca una nueva noticia sobre violencia de género. En efecto, son muchas las mujeres que han sido víctimas de esta terrible y alarmante situación que excede clase social, edad y nacionalidad. Hoy otro caso así nos lo demuestra.

Para Jenna Thomas el violento ataque que le profirió su novio no significó la muerte, pero sí una terrible advertencia de lo que habría podido pasar si la policía no lo hubiese encontrado. Afortunadamente, hoy su agresor, Jamie Webber, permanece tras las rejas y todo gracias a la valentía de esta chica que publicó en Facebook su rostro hinchado y cubierto de moretones.

Al parecer, la pareja tenía una relación intermitente desde hace 4 meses y llevaban ya 2 meses y medio viviendo juntos. Pero cuando Jenna le pidió a Jamie que se fuera definitivamente de la casa, este reaccionó con una violencia desproporcionada y la golpeó hasta casi acabar con su vida.

Para nadie era un secreto que Jamie Webber, de 27 años, era sumamente celoso y posesivo con su novia.

Según las declaraciones de Jenna, Jamie había estado bebiendo cuando llegó a su casa en la madrugada. Sin que ella lo notara, su ex pareja se le aproximó por detrás, rodeó su cuello con el brazo y trató de ahorcarla. “Mientras la apretaba con fuerza, Jamie le preguntaba ‘¿Sabes quién soy yo?’, hasta que ella perdió la consciencia“, explica el fiscal David Pugh.

Minutos más tarde, Jenna pudo recuperar la consciencia y se las ingenió para abrir la ventana y pedir ayuda, aunque nadie parecía escuchar sus gritos. A continuación comenzaron a forcejar y, mientras Jamie intentaba cerrar la ventana a toda costa, la joven luchaba por escabullirse y salir de la casa hasta que, finalmente, lo logró.

VER TAMBIÉN:  Por su extraña condición fue arrebatado de los brazos de su madre acusada de maltrato infantil

  Pero la pelea estaba lejos de acabar.

Jenna cayó estrepitosamente sobre el asfalto y fue entonces cuando su agresor comenzó a golpearla repetidamente en el rostro y el pecho. La joven continuaba gritando desesperadamente, lo que enfureció aún más a Jamie, quien le taba la boca con la mano y le gritaba que cerrara la boca.

Después de que Jenna cayera inconsciente, Jamie le pateó la cabeza.

“Si tengo que volver a la cárcel que sea por asesinarte”, fueron las palabras de Jamie.

La joven continuó luchando por su vida hasta que un vecino se percató de la situación y le gritó a Jamie que parara de golpearla, lo que lo hizo huir con premura, dejando a Jenna tendida en el suelo y gravemente herida.

Después de denunciar la agresión en la policía, Jenna obtuvo una orden de restricción contra Jamie. No obstante, como es de esperar, la joven de igual manera se sentía absolutamente aterrada de abandonar su casa. Entonces, tomó una decisión muy difícil y, sobre todo, valiente: mostró su cara magullada en una publicación de Facebook para pedir ayuda.

“Este es el producto de lo que me hizo Jamie Webber por absolutamente nada. Por favor, le ruego a todo el que lo haya visto que se lo notifique a la policía”.

A Jenna no le importó que la gente pudiera juzgarla o emitir juicios de valor, esto es algo fundamental a la hora de denunciar un caso de abuso.

Daily Mail / Mirror

Para el alivio de Jenna y de toda la sociedad, la policía logró dar con Jamie Webber días más tarde. Después de admitir haber infligido serio daño corporal, este monstruo fue puesto tras las rejas y allí permanecerá los próximos 3 años.

VER TAMBIÉN:  Nuevos estudios demuestran las peligrosas consecuencias derivadas del consumo de carnes rojas

Que esta historia sirva como ejemplo de lo importante que es alzar la voz y denunciar a los agresores. ¡No dejes de compartirla!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!