Tras meses de rumores, Sara Carbonero e Iker Casillas se separan

La separación de Sara Carbonero e Iker Casillas ha sido un tema del que todas las revistas del corazón han hablado abiertamente en los últimos meses. Y aunque por momentos se pudo ver a la pareja junta, ahora la revista Lecturas ha confirmado lo que no ha sido más que una «crónica de una muerte anunciada»: ¡Sara e Iker se separan!

Según la exclusiva publicada por la revista esta mañana, y que luego ha sido replicada por diversos medios españoles e internacionales, la periodista de 37 años y el exfutbolista de 39, han decidido poner fin a su relación.

Llevaban 10 años juntos, 4 años de casados y tienen 2 hijos en común

El pasado 12 de febrero, Sara e Iker «eran la imagen de un matrimonio unido contra la adversidad».

Fue el día en que la presentadora recibió el alta médica tras ser intervenida en la Clínica Universidad de Navarra hace 4 semanas, y su marido estuvo allí para apoyarla; se mostraron muy unidos a pesar de que ya llevaban tiempo separados.

Mientras estuvo hospitalizada, el exportero no se separó de su lado y procuró ser un apoyo. Pero lo cierto es que entre ellos ya se había iniciado un distanciamiento.

Luego quedó claro que esa escena de aparente reconciliación no era más que una fachada, ya que la pareja ya había tomado la decisión de separarse de mutuo acuerdo tras un fuerte desgaste en su relación, según apunta Lecturas.

Días después de que Sara recibiera el alta, ella y su marido habían salido a comer con Isabel Jiménez, gran amiga de Sara. Comieron juntos, y nuevamente enviaban un mensaje de amor y unidad a quienes los vieron.

Sin embargo, después los vieron abandonar el restaurante por separado. Ella se fue en el coche de su amiga y él volvió solo al parking. Desde Lecturas aseguran que hace semanas que Iker Casillas vive fuera del hogar familiar, y sus respectivas familias ya saben de su ruptura.

Este, definitivamente, no es el mejor momento para la presentadora y el guardameta, que volvieron a España a mediados del año pasado después de cinco años viviendo en Oporto, ciudad donde comenzó la pesadilla de la salud de ambos, a la vez que tuvieron momentos muy felices.

Primero, Iker sufrió un infarto mientras entrenaba con su club, lo que aceleró su retirada del fútbol profesional. Después le siguió Sara cuando le detectaron un cáncer de ovario, que tuvieron que tratarle durante más de un año.

Si bien la pareja se mostró fuerte y unida, pero un tanto hermética ante los medios, Casillas ofreció una entrevista en la que reconoció que no había estado a la altura durante el tratamiento de su mujer. 

De hecho, fueron unas palabras de Sara, agradeciendo a su hermana por los meses de apoyo y no a su marido, las que hicieron sospechar que el matrimonio estaba tambaleando. La crisis por la que atravesaban se hizo más evidente cuando se supo que buscaban casa en Madrid, pero por separado.

Sara, por su parte, ha retomado su nueva vida en Madrid, compaginando sus labores como fundadora de su web de venta de ropa y productos de ‘lifestyle’, con sus colaboraciones en Radio Marca, donde empezó su carrera.

Hace pocos días, incluso la vieron llorar en directo al escuchar una canción de Conchita que le recordó irremediablemente a sus hijos.

A pesar de lo triste que es una noticia así, la pareja ha demostrado con creces que para los momentos cruciales, se tendrán el uno al otro para apoyarse. Y todos quieren creer que su separación ha sido en los mejores términos, tratando de afectar lo menos posible a sus hijos.

Así reaccionó Sara cuando un periodista la interceptó para preguntarle sobre su ruptura:

Es lamentable que una pareja tan sólida como parecía haya terminado así tras una década juntos y después de las adversidades más duras que muchos pensaron los unirían. ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!