Tras 57 años casados mueren con apenas 48 horas de diferencia – «No podría vivir sin ella»

Cuando dos personas se aman de manera profunda, real y sincera, el solo hecho de pensar en la existencia de uno sin el otro parece un verdadero imposible. Es entonces que, la promesa de mantenerse juntos en la salud y en la enfermedad, adquiere una nueva dimensión capaz de robar el aliento a cualquiera.

Esto fue lo que sucedió con una inseparable pareja brasileña que permaneció unida durante 57 felices años de matrimonio. Se mantuvieron juntos incluso ante la terrible enfermedad de COVID-19 que los condujo a pasar decenas de días hospitalizados.

Nair, de 72 años, y João Poderoso, de 74, fueron ingresados de emergencia al Hospital Universitario de São Carlos. Ambos habían contraído coronavirus y, debido a que padecían de enfermedades crónicas previas, su situación era especialmente grave.

Nadie sabe cómo contrajeron la enfermedad

Pese a que fueron atendidos con prontitud, tras pasar 43 días hospitalizada, perdió la vida el pasado 13 de enero Nair. Mientras que João no pudo resistir las complicaciones del virus y murió dos días después.

Fue la hija de la pareja quien compartió con familiares y amigos el estado de salud de sus padres, a través de sus redes sociales en donde se viralizó su increíble historia de amor eterno.

Para ella, no cabe duda de que no podrían vivir el uno sin el otro, por lo que partir con solo dos días de diferencia fue lo mejor.

Todos los días se demostraban cuánto se amaban

«Entiendo que no podría ser diferente, porque él nunca podría vivir sin ella”, afirma Valéria Poderoso, hija de Nair y João.

Ha sido el apoyo de conocidos y de miles de internautas conmovidos por el caso, lo que ha mantenido fuerte a la devastada familia Poderoso, que se enfrenta a la amarga experiencia de perder a dos de sus miembros casi al mismo tiempo.

«Quisiera poder abrazar a cada una de las personas que nos ha dado su apoyo. Ha sido mucha gente, de diferentes religiones y creencias”, señaló Valéria.

Después de la tragedia, esta familia se une al pesar que embarga a todas las personas que tienen un ser querido enfermo de coronavirus, enviándoles los mejores deseos y pidiéndoles nunca perder la esperanza por más difícil que sea la situación.

“Para las personas que están pasando por lo mismo que yo, les digo que nunca pierdan la fe, que mantengan a la familia unida en Dios y en el amor. La fe, y el amor de familiares y amigos, es fundamental para aliviar el dolor», enfatiza la mujer.

Tristemente, la pandemia aún no ha cedido ni el virus ha perdido su mortalidad. Por eso es momento de mantenerse más unidos que nunca con la familia y de hacerles saber a cada uno de tus seres queridos lo mucho que significan para ti.

Comparte esta conmovedora historia con todos tus amigos y no bajes la guardia ante el coronavirus.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!