Tras 56 años de feliz matrimonio mueren con horas de diferencia amándose hasta su último aliento

Existen amores eternos que prevalecen hasta el último aliento. Desafortunadamente, el coronavirus ha arrebatado la vida de muchas parejas que se juraron amor eterno un día, obligándolos a partir juntos, tomados de la mano, hacia el más allá.

Esto fue lo que sucedió con una hermosa pareja brasileña, los esposos vivieron más de medio siglo juntos, respetándose y demostrándose cuánto se amaban día a día.

La pareja formada por Francisco Paulo de Souza, de 79 años, y Eda Mary Jordão de Souza, de 76, se despidieron de esta vida casi a la misma hora, después de 56 años juntos de matrimonio.

Francisco Paulo murió durante la noche y Eda Mary a primera hora de la tarde, pocas horas después de diferencia. Ambos ingresaron en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, de un hospital privado de Palmas; en camas lado a lado, enfermos de coronavirus. Para aquellos que los conocían, la lección que queda es el amor eterno.

“Cuando falleció, una de las características que más enfatizó el personal fue su receptividad. El abrazo, el cariño que tenía por todos los que venían a la iglesia”, dice el pastor Danilo Alves, de la iglesia donde Francisco Paulo era diácono.

Los dos murieron el día en que Tocantins, su lugar de residencia, alcanzó la cifra de 500 muertes por coronavirus. El estado tiene actualmente 35,403 casos confirmados de la enfermedad desde el comienzo de la pandemia.

De forma impactante, en sus rostros aún era evidente esa flama del amor sincero y puro que se profesaron el uno al otro. No imaginaban vivir sin su otra mitad, por lo que la partida de uno fue la señal para Eda de que había llegado el momento de dar su último respiro.

“Muy triste, y al mismo tiempo impresionante, los dos debieron amarse tanto que ni la muerte los separó, mis sinceras condolencias a todos sus amigos y familiares”, escribió un conmovido internauta.

La triste partida de la pareja conmovió a miles de internautas en todo el mundo, quienes lamentan lo sucedido y se unen a las condolencias de la familia. Oremos al universo para que muy pronto la pandemia pueda cesar y ninguna pareja tenga que renunciar a su amor a causa del mortal virus.

“Que Dios consuele a todos los familiares y amigos en el gran sufrimiento que pasan. Que esta pareja descanse en la paz del Señor Jesucristo”, señaló otro internauta.

Por lo pronto, no nos queda más que seguir guardando las medidas de protección para prevenir el contagio y cuidar de nuestros ancianitos, para que puedan seguir viviendo sus eternas historias de amor que nos conmueven y derriten el corazón.

No te vayas sin compartir esta emotiva historia con todos tus amigos y cuida siempre tu salud y la de tu familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!