Trabaja sin descanso para sobrevivir junto a su hija de 4 años – «Jamás esperé esto»

No hay nada que el amor de un padre no pueda superar para el bienestar de su familia. Tal como demostró un ejemplar hombre brasileño que, tras estar 5 meses desempleado a causa del coronavirus, trabaja arduamente como repartidor en su humilde bicicleta junto a su pequeña hija de solo 4 años de edad.

Alessandro Magno, de 25 años, es una de las muchas personas que perdieron su empleo por la pandemia provocada por el coronavirus. Como alternativa para asegurar el sustento de su familia, comenzó a hacer entregas y, sin nadie con quien poder dejar a su hija Rayna Vitória, de 4 años, decidió llevarla consigo a trabajar en las calles de Belém, Pará.

La dramática situación de este padre y su hija fue capturada el pasado 22 de julio y se volvió viral en las redes sociales. En Internet, el alcance de la imagen fue tan grande que conmovió a miles de internautas.

Alessandro había tomado un curso de mantenimiento de teléfonos y, hasta marzo, trabajaba como asistente de cocina en un restaurante, que quebró hace unos 5 meses. El único ingreso de la familia provenía de su esposa, que trabaja en un supermercado.

“Llegué a casa y dije:’Amor, estoy desempleado. Oremos para que no falte nada’”, dijo el hombre.

Fue así que Alessandro se encargó de cuidar a su hija para que su esposa pudiera trabajar. Antes de la pandemia, la niña estudiaba por la mañana y se quedaba en casa de los padres de Alessandro posteriormente. Pero las clases se suspendieron y los abuelos de la niña contrajeron COVID-19, enfermedad de la que todavía se están recuperando.

Este ejemplar padre trabaja todas las mañanas haciendo las entregas, pero ha habido ocasiones en las que el trabajo es poco y no puede llevar el alimento a su mesa:

“Hubo un día en el que llegué a casa sin hacer una sola entrega. Y mi hija tenía mucha hambre. Pensé en que Dios nos proveería y, el mismo día, un amigo me pidió hacer un servicio en su teléfono. Con el dinero fuimos a comprar comida. ¡Mi hija estaba muy feliz!”, afirma Alessandro.

La historia de Alessandro se volvió viral en las redes sociales. Varias personas contactaron al repartidor para ayudarlo, e incluso recaudaron donaciones para la familia. Gracias a ello, este honrado hombre podrá comprar comida para su hija, construir su casa y ahorrar el resto para invertir en el futuro de la hermosa Rayna Vitória.

También le regalaron una motocicleta nueva

“Nunca esperé esta repercusión. Dios me honró por ser un hombre honesto y trabajador. Tengo el sueño de ver a mi hija graduarse”, dijo Alessandro.

Además, Alessandro tuvo varias entrevistas de trabajo y fue contratado por un restaurante. Su sueño actual es convertirse en un gran chef para inspirar con su esfuerzo a su hija, y estamos seguros de que lo conseguirá con su tenacidad.

Talvez você já tenha visto a história do Alessandro Magno que, desempregado há 5 meses e sem ter com quem deixar a filha, começou a fazer entregas e leva a criança para trabalhar em Belém.A notícia, que viralizou e sensibilizou muita gente, trouxe de volta a esperança de dias melhores para Alessandro, que agora não só está prestes a voltar a trabalhar na cozinha de um restaurante (sua ocupação original), como também terá uma motocicleta doada pela Mônaco Motocenter para se locomover com agilidade e economia pelo trânsito da cidade.Parabéns, Alessandro. O Brasil precisa de gente como você, que mesmo diante das dificuldades não joga a toalha e procura alternativas para vencer as adversidades.

Publicada por Grupo Mônaco en Miércoles, 19 de agosto de 2020

No cabe duda de que, detrás de la tormenta se esconde un hermoso arcoíris, como sucedió con esta ejemplar familia que nunca perdió la fe ni se dio por vencida. Tú también mantente fuerte, muy pronto todo mejorará.

No te vayas sin compartir esta emotiva historia con todos tus amigos y ayuda a contagiar la esperanza.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!