Todos hablan del maestro que entrega televisores viejos a sus humildes alumnos

La crisis sanitaria exige que la educación se modernice con un mayor uso de la tecnología; sin embargo, no todos los niños cuentan con los recursos para ello. Por eso un abnegado docente en Perú tomó una iniciativa y sus estudiantes la recibieron con mucha alegría.

Desde que se establecieron las medidas de confinamiento producto de la pandemia por el COVID-19, el gobierno peruano suspendió las clases presenciales e instauró el programa «Aprendo en casa», con la finalidad de que los estudiantes no interrumpan su proceso educativo.

Desde el lunes 06 de abril comenzó un programa de educación a distancia a través de la señal de TVPerú y Radio Nacional. Pero, para nadie es un secreto que, un gran porcentaje de niños en Perú no cuentan con equipos que le permitan acceder a la nueva manera de educarse.

Lino Rojas es un profesor que vive en Chachapoyas y se toma muy en serio su profesión. Su principal preocupación e interés es que los niños no se vean afectados en sus estudios, especialmente los que cuentan con escasos recursos económicos.

Las clases en línea tienen muchas ventajas, pero si en los hogares no hay ordenador o televisión, realmente el objetivo no podrá ser alcanzado. Por eso el profesor Rojas decidió llevar adelante una campaña para personas que tenían un televisor en buenas condiciones que no usaran: los donaron a los niños que no tenían.

La respuesta de las familias del norteño pueblo peruano fue excelente, los donativos fueron creciendo, y el contento maestro los cargaba en su hombro para llevarlos él mismo a cada hogar de los alumnos que los recibían con mucho regocijo.

«El acceso a los medios de comunicación masivos debería ser un derecho fundamental para nuestros estudiantes. Gracias, amigos, por compartir este medio con unos cuantos niños. Seguimos», agradeció el profesor en su cuenta de Facebook.

Las imágenes del extraordinario momento fueron compartidas en un medio de comunicación local. Se podía ver al risueño y esforzado educador realizando la entrega, y los felices pequeños recibían cada aparato con la felicidad reflejada en sus agradecidos rostros.

“Llevando la educación hasta la puerta de los hogares que más lo necesitaban”, se lee en el título de la publicación.

Los internautas se emocionaron y de inmediato una gran cantidad de comentarios fluyeron en las redes sociales reconociendo la encomiable labor, y no faltó quien increpara a quienes pudiendo hacer algo por los demás se quedan de manos cruzadas.

“Muchas felicitaciones al maestro, tiene gran vocación…… Maestro lo felicito por lo que está haciendo por sus alumnos, pero nadie se ofrece a apoyar de alguna manera, ese es el gran problema, si todos diéramos un poco de lo que tenemos todo sería muy distinto”, expresó un conmovido usuario.

Ahora más niños podrán estudiar en casa, gracias al profesor Rojas y muchas personas de buen corazón. Acciones como estas deben ser replicadas para ayudar a otros en el mundo.

Comparte esta hermosa historia con todos tus amigos, y no olvides que, con tu pequeño apoyo, puedes generar grandes cambios en la vida de otros.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!