“Todo el tiempo estaba triste” – Se recupera tras abandonar la escuela por la muerte de su papá

La vida Ariel Heriyanto dio un brusco giro tras la inesperada partida de su padre. Eran sumamente unidos y adoraban tener pequeñas tradiciones como compartir cada mañana hasta que llegase la hora de que Ariel entrara a la escuela.

Después, el dedicado padre se dirigía a su trabajo y ambos esperaban el momento de reencontrarse en casa. Por desgracia, un accidente de tráfico separó a Ariel de quien era su mejor amigo.

“Sentí que estaba solo. Todo el tiempo estaba triste porque no paraba de recordarlo”.

Desde entonces, todo fue cuesta abajo. El proceso de duelo impactó dolorosamente la vida de Ariel. No encontraba fuerzas para asistir a la escuela y comenzó a faltar cada vez más.

Su madre, se veía en la obligación de dar sustento a su familia así que todos los días partía desde las 6 de la mañana para trabajar y regresaba al anochecer. Quería apoyar a su hijo, pero su trabajo no le permitía estar allí.

Ariel vive en las afueras de la ciudad de Singapur.

Ariel pasó meses sin hacer nada más que jugar videojuegos. Se negó a retomar sus responsabilidades. En ocasiones, se animaba a retomar la escuela durante un par de días pero luego volvían largos períodos de ausencia. El resultado fue fatal: se vio obligado a repetir sexto grado.

Ariel tiene actualmente 13 años de edad.

Por suerte, el joven todavía contaba con muchas personas que se preocupaban por él. Varios profesores y empleados de la escuela decidieron que harían cualquier cosa para ayudarlo. Hablaron con él y trataron de convencerlo de volver a la escuela.

Nunca nos rendimos porque sabíamos que él podía hacerlo. Todos los niños deberían venir a la escuela porque es allí donde los profesores podemos ayudarlos”.

Cuando Ariel y sus amigos fueron encontrados por la policía con una bicicleta robada; su madre tomó la decisión de llevarlo al programa correctivo Boy’s Town.

Unos meses después Ariel se había convertido en un joven que confiaba en sí mismo. Cuando terminó el año escolar logró ser el primero de su clase y recibió muchos reconocimientos por su buen comportamiento y sus altas calificaciones.

“Vimos magia en él. Se ha convertido en un modelo a seguir”.

El duelo es una etapa muy difícil, especialmente si se trata de niños que tienen que decir adiós a sus padres. La trayectoria de Ariel no fue nada sencilla pero ahora se convertido en una nueva versión de sí mismo por la cual su padre se sentiría sumamente orgulloso.

¿Qué opinas de la transformación de Ariel? No dudes en compartir esta nota para dar fuerza y apoyo a otros que se encuentran pasando por un momento tan doloroso como la pérdida de un ser querido.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!