Tocan su puerta para entregarle flores y termina en el hospital con pegamento en su cabeza

Nada más preciado para una mujer que su cabello, tenerlo arreglado y en óptimas condiciones es algo que les gusta a todas. Pero una mujer en España vivió una experiencia terrible que la llevó a prescindir drásticamente de su hermosa cabellera.

Marcela Tascón es una mujer colombiana de 31 años que vive en Valencia, España con su pequeño y único hijo de 8 años de edad. Tiene a su cargo una clínica de belleza que se encuentra ubicada en el mismo edificio donde está su vivienda.

La mujer dio a conocer mediante un vídeo que había recibido una fuerte agresión por parte de un desconocido que se hizo pasar por un repartidor de flores a domicilio. El hombre tocó el timbre de su apartamento a eso de las 9 de la mañana y le dijo que llevaba un ramo para ella.

Marcela vio el ramo de flores en las manos del recién llegado y no puso en duda la veracidad de lo que decía. Así que abrió la puerta, pero justo al tenerlo en frente, el desconocido lanzó las flores al suelo, y le colocó a la fuerza una especie de gorro o sombrero lleno de un pegamento altamente abrasivo en la cabeza.

«Intenté retirarme el sombrero y aparecieron las quemaduras. No sabía qué hacer si quitarme el pegamento, salir corriendo, llamar a la Policía o a la ambulancia…», explicó la afectada.

El hijo de la víctima lloraba y gritaba muy asustado porque presenció lo ocurrido, el agresor insultó a la madre y huyó del lugar rápidamente. Marcela fue de emergencia al hospital, pero había recibido quemaduras de segundo grado y los médicos tuvieron que rapar toda su cabeza para poder retirar el sombrero.

Al parecer acciones como estas son comunes en Colombia y se les conoce como «hacer el champú». Ella puso la denuncia en la policía y están realizando las averiguaciones correspondientes, pero tiene mucho miedo de que pueda pasarle algo malo a ella y a su hijo.

«Es comúnmente ordenado por esposas celosas después de descubrir que sus esposos las habían engañado o porque envidian a las otras mujeres», explicó Marcela.

Tiene sospechas de que pudiera tratarse de alguien enviado por otra persona para hacerle daño. Hacia un mes había recibido una llamada de una mujer solicitando una cita en su salón de belleza, y le pedía la ubicación exacta del local.

Claramente Marcela sufrió quemaduras en la piel además de un gran susto

A las dos semanas de eso, otro acontecimiento llamó su atención, vio a un individuo que pasaba de forma muy extraña por el frente de su edificio con un teléfono móvil en mano. Les preguntó a los vecinos si estaban esperando a alguien y todos dijeron que no.

Pero justo antes de la agresión, recibió otra llamada parecida a la primera preguntándole si podía ir en ese momento al negocio, por lo que ella sospecha que estas dos personas están relacionadas. Hasta ahora no han detenido a nadie en relación al caso, esperemos que todo se esclarezca y no pase nada similar nunca más.

Tratemos de estar alerta y cuidarnos entre todos de personas mal intencionadas o peligrosas. La unión hace la fuerza. No dejes de compartir esta historia con todos tus seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!