A pesar de que tuvieron que amputar su pierna no renunció a su sueño de ser bailarina

En el mundo podemos encontrar muchas historias de personas que luchan por alcanzar sus sueños pero Tessa Puma, de 8 años, rompe todos los ejemplos posibles y se convierte, en más que una soñadora, en una gran guerrera.

Tessa ha logrado volver a bailar después de haber perdido una de sus piernas. La pequeña demuestra en cada práctica que ama el baile y está dispuesta a soportar el dolor hasta ser toda una bailarina profesional.

Tessa es de Ohio y en marzo de 2017 enfermó de gravedad. En principio sus padres, Tessa y Matt Puma, pensaron que se trataba de una gripe pero la pequeña padecía de una rara infección por estreptococo. Las bacterias producidas por esta enfermedad se alimentan de la carne y rápidamente entraron en su torrente sanguíneo, invadiendo su cuerpo.

«En 15 horas se extendió por todo el lado izquierdo de su cuerpo», dijo Matt Puma, padre de Tessa.

Los padres llegaron al hospital pensando que Tessa tenía gripe y quedaron devastados con la noticia de que la pequeña tenía solo un 20 por ciento de probabilidades de sobrevivir.

Los médicos le dieron horas de vida y solo intentaban preparar a los padres para lo peor. Pero, había una riesgosa posibilidad para salvar su vida: amputar su pierna.

Esta fue una dura decisión para Matt y su esposa, pues la pequeña Tessa era una bailarina competitiva que le encantaba estar sobre el escenario. Amputar su pierna implicaba cortar su sueño, pensaron los padres.

Sin embargo, era su vida la que estaba en peligro así que decidieron que su pierna izquierda fuera cortada por encima de su rodilla.

Youtube

Además de la amputación, Tessa recibió injertos de piel, más del 40 por ciento de su cuerpo está lleno de injertos y cicatrices. A pesar de lo doloroso de la recuperación, Tessa logró salir adelante como una guerrera y en dos meses y medio logró salir del hospital.

La niña recibió una prótesis para poder caminar pero ella tenía un plan muy distinto, Tessa quería seguir bailando. A pesar del dolor, la pequeña empezó a practicar danza con su prótesis y los dolorosos injertos de piel que la lastimaban durante los estiramientos.

Tessa empezó a bailar desde los 5 años, convirtiéndose en la bailarina más joven de la compañía en el estudio en el que practicaba. Meses antes de su enfermedad la pequeña había tenido su primera presentación y se mostró como un prodigio en el escenario. Al recibir su prótesis, la niña pidió a su madre que la llevara al estudio aunque no pudiera bailar.

En el lugar, Tessa le dijo a su mamá que quería regresar al baile y aunque sabía que caería no tenía miedo a intentarlo.

Tessa Puma

"Non ho permesso alla mia disabilità di allontanarmi dai miei sogni" – Tessa Puma

Publiée par Freeda sur Mercredi 19 décembre 2018

Ahora, su maestra de baile está sorprendida por el progreso que ha tenido la niña. En pocos meses, Tessa estaba bailando nuevamente pero, ahora, con su prótesis en lugar de su pierna. El coraje y espíritu de esta niña ha conmovido a todos.

CBS News

Actualmente, la pequeña continúa con sus prácticas y sueña convertirse en una bailarina profesional para poder enseñar a más niñas. Además, junto a sus padres ha decidido compartir su historia para inspirar a otras personas y publica cada momento de su vida a través de su cuenta en Facebook.

¿Increíble el valor de esta niña, cierto? No te vayas sin compartir esta nota y ayuda a Tessa a dar a conocer su historia ¡Bravo guerrera!