Termina la carrera de psicología asombrando a quienes le dijeron que viviría en estado vegetal

Existen testimonios de superación y perseverancia que nos demuestran que en un mundo de oportunidades todo es posible.

El testimonio de Claudia Tecglen es uno de ellos. Claudia nació prematura cuando solo tenía cinco meses, pesando tan solo 900 gramos. Esto no permitió que desarrollara por completo y fuera diagnosticada con parálisis cerebral, la cual afecta sus principales funciones motoras.

Claudia es una española que no se venció pese a su diagnóstico.

Esto supone una desventaja al padecer una condición que no le permite controlar su propio cuerpo. Al nacer sus primeros pronósticos era que no superaría el estado vegetal, pero la vida o el destino tenían otros planes para ella.

En el mismo hospital que nació se encontró con un grupo de doctores que más tarde la acompañarían en un largo y satisfactorio proceso.

Demostró que ningún diagnóstico es definitivo y no tiene por qué limitarte como persona.

Gracias al apoyo de su familia y de un increíble equipo médico Claudia logró transformar sus limitaciones en el mejor impulso para crecer como persona.

El «no puedo» nunca estuvo presente en su vida, dio paso a un mundo de posibilidades destacando su espíritu de lucha, tanto así que logró titularse como psicólogo y emprender creando una organización sin ánimo de lucros.

La fundación es una luz verde para todas aquellas personas que están sufriendo espasticidad.

Claudita tuvo la oportunidad de ir a una escuela donde la directora tenía dos sobrinos que padecían el mismo trastorno. Solo quien ha enfrentado guerras similares comprenden por lo que estás pasando así que esa escuela fue la mejor opción para la familia.

A los 16 años su estado de su salud se vio fuertemente afectada, así que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. Esto fue como volver a nacer para Claudia, esta vez más fuerte y con mejores oportunidades.

La cirugía fue una nueva oportunidad de vida.

Con mucho esfuerzo logró ingresar a la universidad, un camino que no fue para nada fácil pero con el apoyo de sus familiares hizo su sueño realidad.

Después de 10 años de carrera se tituló como psicóloga, poco después fundó su propia organización.

“Soy una persona que, por existencia propia, sé que los límites están por escribirse, y los escribimos nosotros.” Dijo Claudia.

“Convives con espasticidad” es el nombre de la fundación que se ha convertido en el gran apoyo para personas que enfrentan diferentes trastornos. La institución educa y ayuda a enfrentar la vida aceptando la condición con la que se vive.

Claudia cree firmemente que a través de una buena educación se pueden eliminar las brechas de las capacidades que cada uno tenga.

El primer reto es enfrentar y aceptar la condición que se padece.

EL 95% de las actividades son en línea, de esta manera un mayor número de personas pueden asistir. Su avance ha sido tan significativo que trabaja de la mano con la comunidad científica con quienes espera innovar constantemente y ofrecer distintas terapias.

Claudia se ha convertido en un gran ejemplo de superación, un ser lleno de luz que cree que todo es posible cuando se hace de corazón.

Seamos empáticos y demostremos que los normal es que todos seamos diferentes. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!