Un champú la deja al borde de la muerte y con el 55% de su cuerpo quemado

Aleema Ali tenía 12 años cuando regresó a casa del internado con piojos, esos pequeños parásitos tan desagradables difíciles de combatir.

Ali por supuesto, no podía dejar que la plaga creciera más y más por lo que decidió deshacerse de ellos usando un champú medicinal llamado Full Marks Solution.

Aleema es de Bradford, Reino Unido.

Sin embargo, Ali nunca imaginó que deshacerse de ellos fuera a cambiar su vida para siempre, solo poco después de aplicarse el champú fue a la cocina donde estaba su madre cocinando y sin darse cuenta terminó con toda su cara y gran parte de su cuerpo envuelto en llamas.

Rápidamente fue trasladada al hospital donde la ingresaron en cuidados intensivos y permaneció en coma durante dos meses.

Alemma actualmente tiene 16 años.

Al recordar el terrible accidente no puede dejar de pensar que estuvo al borde de la muerte. Al respecto comenta:

“Fui a la cocina para llegar al contenedor y mientras pasaba, mi cabello se incendió porque la medicina era extremadamente inflamable. Entré en pánico y un estado de shock, lo único que pude pensar fue que iba a morir»

Desde entonces, la joven ha recorrido un largo camino hacia su recuperación, si bien ha visto grandes cambios destaca que aún queda mucho por hacer.

Cada día es un nuevo reto para ella, tiene que nebulizarse, ponerse prendas de presión, cremas y continuar con un largo tratamiento que con el tiempo se han convertido en un ritual antes de empezar su jornada diaria.

A tenido cientos de cirugías y espera tener más en el futuro.

La joven sufrió quemaduras en el 55 por ciento de su cuerpo, incluida la cara, brazos pecho, muslos, estómago, espalda y manos, desafortunadamente perdió siete dedos, pero eso no la limita a realizar la mayoría de actividades como cualquier otra persona.

Internamente, estoy completamente bien. También me dijeron que mi cabello no volvería a crecer, pero milagrosamente lo ha hecho. Aún puedo llevar una vida completamente normal. Puedo conducir y hacer la actividades diarias”.

Si bien para Aleema no ha sido nada fácil enfrentar toda esta situación, confiesa que esto la ha cambiado para mejor, sintiéndose mucho más fuerte y confiada que antes.

Actualmente se ha abierto una cuenta de TikTok, @aleemaxali, donde comparte tutoriales de maquillaje con sus miles de seguidores.

“En cierto modo, ahora me alegro de que esto me haya sucedido. Me ha convertido en una mejor persona. Mi amor propio y mi confianza han aumentado rápidamente”.

La adolescente también ha creado una cuenta GoFundMe donde espera recaudar dinero para la cirugía de injerto de piel en su nariz y labios. Cualquier aporte hará la diferencia para esta valiente jovencita.

Las personas realmente fuertes son aquellas que aun teniendo grandes cicatrices siguen sonriendo. Por favor demostremos empatía, en el mundo hay muchas personas que pelean en silencio grandes batallas. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!