«Tengo todo lleno de bultos», las lágrimas de una influencer después de tanto «retoque»

Susana Megan es una influencer española, conocida especialmente por su participación en el programa Mujeres y Hombres y Viceversa (MyHyV), de la cadena Mediaset. El reality trata de cómo una serie de pretendientes intentan conquistar al tronista o a la tronista. Cada día el tronista puede recibir a candidatos pretendientes a los que, tras una breve presentación, decide si quiere conocerlos o no.

Susana tiene más de 500.000 seguidores en Instagram

Siempre ha desatado polémica ya que se ha proclamado una defensora de los retoques estéticos. Aunque ha aclarado que, «siempre y cuando sirvan para que la gente esté más a gusto consigo misma». Es por eso que muchas veces ha sido cuestionada por los constantes tratamientos a los que ella misma ha confesado que se ha sometido.

Pero recientemente, al parecer se estaba sintiendo acomplejada por las bolsas que se le formaban en las ojeras, por lo que decidió optar por un relleno estético.

«Vi que ese tratamiento hacía maravillas y yo también quería estar así, guapa», declaró.

Pero definitivamente, nada salió según lo planeado. Y en un video difundido en el canal de Youtube MTMAD, de Mediaset, donde se revelan detalles de la vida de influencers y blogueras, ha roto su silencio.

Confesó no estar segura de dar su testimonio hasta que finalmente reveló su terrible experiencia en una clínica, de la que no ha revelado el nombre.

Susana decidió contar su caso para que se sepa que estas cosas pueden pasar

El tratamiento consistía en un simple relleno con ácido hialurónico en la zona de las ojeras, pero «después de 2 semanas vinieron los problemas, primero me salió un bulto en este ojo», revela.

«Luego me salió en el otro, fui al lugar y me inyectaron «algo» y se me fue. Pero después me salió un eccema», contó.

Después relató que el pómulo se le endureció por completo y fue entonces cuando se preocupó demasiado. Pero entonces regresó a la clínica, donde le inyectaron un producto especial para disolver el ácido hialurónico, que era lo que le estaba produciendo la inflamación.

Una inflamación normal después del tratamiento puede durar entre 24 a 48 horas.

Pero ya habían pasado más de 2 días y la cara seguía inflamándose.

«Llega domingo y me levanto así», denunció

Al ver cómo había quedado no pudo más y rompió a llorar

«Tengo la cara hecha un cuadro, no sé que hacer ante esta situación», dijo entre lágrimas.

«Os juro que pasé mucho miedo. A día de hoy tengo todo esto lleno de bultos y la cara inflamada», se lamentó totalmente devastada.

«A mí no me ha ido bien y a día de hoy sigo sin saber qué me ha pasado»

«Sigo estando a favor de los retoques pero que nos informemos bien primero», concluyó.

Es realmente lamentable que mujeres que no necesitan más que aprender a amarse como son, terminen con estos graves problemas. Aunque no sucede en todos los casos, comparte esta noticia para crear conciencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!