«Tengo miedo» – Tras trabajar más de 12 horas en el hospital encuentra su auto destrozado

Demi Murphy es una enfermera que tuvo que lidiar con una verdadera pesadilla después de una jornada de más de 12 horas de trabajo. Demi lleva un par de meses trabajando como enfermera.

Como muchos trabajadores esenciales, la joven se encuentra dando lo mejor de sí y trabaja sin descanso para poder aportar su granito de arena en la lucha contra el coronavirus.

Demi trabaja en el Hospital Heartlands de Birmingham en el Reino Unido.

Hace un par de días, Demi llegó al hospital pero no logró dejar su auto en el estacionamiento porque todavía no estaba el personal encargado de abrir el lugar. La joven decidió no darle mucha importancia y condujo hasta una calle muy cercana en una zona residencial.

Demi tiene 24 años de edad.

En ocasiones anteriores, ya había dejado el auto allí y parecía un lugar completamente seguro. No podía imaginar que esta vez las cosas resultarían muy diferentes. Cuando terminó su turno, Demi no quería más que llegar a casa y tener un merecido descanso.

Caminó hasta el lugar en donde había dejado su Toyota Aygo pero en cuanto lo vio quedó boquiabierta.

“Quedé en shock. No podía hacer más que llorar. Fue horrible”, recuerda Demi.

Alguien había dejado su auto completamente destrozado. No se trataba del robo de una simple pieza, se las habían ingeniado para romper la ventana del conductor y se llevaron todo lo que encontraron a su alcance.

“Acabo de trabajar por 12 horas en medio del calor, cuidando a personas con serios problemas de salud y esto es lo que recibo como recompensa”, se lamentó Demi.

Desde adentro, tuvieron acceso para abrir el capó y gracias a esto robaron más y más piezas. Acabaron con la carrocería, los faros, el motor y la matrícula. Demi contactó a su seguro para explicar lo sucedido.

Al parecer, ellos la ayudarán a responder por parte del daño que sufrió su auto pero de todas maneras tendrá que pagar un excedente de 610 dólares.

“Ahora no tengo medios para transportarme y llegar a mi trabajo. Me siento terrible. No merezco esto. ¿Cómo sucede algo así sin que nadie vea nada?”, dijo Demi.

Demi denunció lo sucedido a la policía y actualmente se encuentran realizando investigaciones. Parece que no es la primera vez que algo como esto sucede en esta zona residencial.

Lamentamos la injusta situación que esta joven enfermera ha tenido que sufrir. Esperamos que se llegue al fondo del asunto para que nadie más tenga lidiar con este tipo de robos.

Une tu voz y comparte esta nota para apoyar a Demi. La justicia debe encontrar al responsable de esto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!