«Te regalo a mi mujer» – Intercepta a su esposa en la calle cuando la ve con su amante

Las relaciones sanas de pareja se caracterizan por el amor, respeto y mucha comunicación, pero cuando la infidelidad de alguna de las partes entra en juego, todo se sale de control. Así le pasó a un engañado hombre en Perú, lo que hizo dejó atónitos a todos los transeúntes del lugar.

Una situación sumamente desagradable se presentó en la avenida Pardo de Chimbote, una ciudad portuaria en la región de Ancash, que causó consternación entre las personas que pasaban por el lugar y tuvieron que presenciar el deplorable espectáculo en plena vía pública.

Se trata de un esposo que encendido por los celos siguió a su mujer y la encontró en plena calle en una actitud demasiado cercana y sospechosa que lo llevó a pensar que el individuo con quien estaba era su amante.

El ofendido marido entró en cólera y se abalanzó de manera violenta sobre el hombre.

El marido estaba totalmente fuera de sí, y solo lanzaba manotazos y empujones contra quien creía que era su contrincante ante la mirada de sorpresa de las personas que iban pasando por el lugar. Muchos se alejaban rápidamente, pero otros tantos se detenían para enterarse mejor de lo que estaba ocurriendo.

“¿Por qué te metes con mi mujer?”, le decía el marido engañado al segundo en discordia.

Pero el enojado y celoso consorte no se conformó con toda la trifulca que sostuvo con su oponente, sino que arremetió también contra su esposa, le rasgó la ropa que llevaba puesta y del empujón la mujer cayó al piso.

El amante trató de salir en defensa de su prohibida damisela, pero era demasiado tarde, la blusa estaba toda rota y se le veía casi desnuda.

“Te regalo a mi mujer”, terminó diciendo el violento marido antes de retirarse del sitio.

El video fue compartido en las redes sociales y los internautas se desbordaron en comentarios de todo tipo. La gran mayoría rechazó la inapropiada y desleal conducta de la mujer para con su compañero de vida, aduciendo que una dama madura y decente no debe hacer esas cosas.

“Si ya no lo quería tenía que hablar con su esposo y decírselo, nada de eso hubiese pasado si ella hubiera sido sincera con su marido”, argumentó un internauta.

Otros recomendaban que antes de llegar a esos extremos es mejor terminar la relación como personas adultas, porque la violencia no tiene ninguna justificación, y si ya no se puede salvar la relación es mejor terminarla y cada uno seguir su vida con la persona que mejor le parezca sin engañar a nadie.

Comparte esta insólita historia con todas tus amistades y conocidos, y no olvidemos la importancia del respeto y la comunicación en cualquier tipo de relaciones entre las personas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!